Así es la segunda generación de la Volkswagen Amarok

Se presentó oficialmente y a nivel mundial la nueva pick up mediana de la marca alemana. ¿La mala? No se fabricará en Argentina por desacuerdos burocráticos.

El segmento de la pick up medianas es uno de los más fuerte dentro de la región y, sobretodo, en Argentina. En los últimos días hubo novedades con respecto a este grupo de vehículos y llegó de la mano de Volkswagen. La marca alemana develó, finalmente, cómo será la segunda generación de la Amarok.

La columna de Ariel Berra en Agrolink Radio

La Amarok 2023 muestra novedades en términos de diseño, plataforma, motorización y equipamiento. Como se esperaba, no es una versión “gemela” de la Ranger, pick up en la que está basada fruto de un acuerdo histórico entre Volkswagen y Ford.

Al mercado global se lanzará en cinco versiones: Amarok, Life, Style, PanAmericana y Aventura. Estas dos últimas tienen un estilo bien off-road. Las tres primeras se pueden conseguir con cabina simple o doble.

Con 5,35 metros de largo, la nueva Amarok es casi 10 centímetros más larga que su predecesora. Una distancia entre ejes de 3,27 metros representa un aumento de 17,3 cm. Eso proporciona más espacio, especialmente en la segunda fila de asientos de la cabina doble. Y también acorta los voladizos de la carrocería. El resultado: proporciones más nítidas y mejor capacidad todoterreno gracias a mejores ángulos de aproximación, dice Volkswagen.

Las capacidades todoterreno de la Amarok, que tendrá tracción en las cuatro ruedas como equipamiento estándar en muchos mercados, también se ven mejoradas por una profundidad de vadeo superior para conducir a través del agua. Antes era de 50 centímetros, ahora es de 800 cm.

La caja de carga alcanzó una capacidad de 1,16 toneladas. Allí hay numerosos accesorios para llevar distintos tipos de objetos e incluso una tapa rígida para transformarla en “un SUV con la capacidad de carga de una camioneta”, según el fabricante.

El interior promete más funcionalidad y alta calidad que el modelo anterior. Viene con un instrumental digital de 8 o 12 pulgadas, según la versión, y con una pantalla táctil central de 10 o 12 pulgadas, también de acuerdo a la variante elegida.

Hay cinco motorizaciones disponibles según el país: turbodiésel 2.0 litros de 150 CV, turbodiésel 2.0 litros de 170 CV, bi-turbodiésel 2.0 litros de 204 CV, turbodiésel 3.0 litros V6 de 250 CV y naftero 2.3 litros turbo de 302 CV. Todas las versiones Amarok saldrán al mercado de serie con una nueva caja de cambios automática de 10 velocidades. Además, habrá caja de cambios automática de 6 velocidades y cajas de cambios manuales de 5 o 6 velocidades para varias motorizaciones.

A pesar de todos estos grandes cambios, la nueva generación de la Volkswagen Amarok no se fabricará en la Argentina. En la planta de Pacheco, Buenos Aires, seguirá produciéndose para el mercado local y regional la primera generación; es decir, aquella que debutó en 2010.

Lee también: Se aprobó en la Cámara de Diputados la nueva Ley Automotriz

¿Cuáles son los motivos para que no llegue esta segunda generación al país?

La historia comenzó a principios de 2020, cuando Ford y Volkswagen anunciaron un acuerdo histórico para desarrollar las nuevas generaciones de la Ranger y la Amarok. En ese entonces, se informó que la americana estaría a cargo del desarrollo y la producción de ambos modelos para el mercado global.

Ese acuerdo se firmó sin el aval de la filial argentina de Volkswagen, justamente la que de cierto modo impulsó el desarrollo de la primera generación de la Amarok. Por estas latitudes, nunca estuvieron de acuerdo con “cederle” a Ford la producción de su pickup estrella.

Ocurre que, a nivel global, Ford tiene mucha más historia y reconocimiento en materia de producción de chatas. Y a Volkswagen se la considera una marca nueva en esa categoría. En la Argentina, sin embargo, no es tan así: la Amarok es un producto muy establecido, que se ganó un lugar en el segmento a tal punto que generalmente termina por encima de la Ranger en los patentamientos.

Las autoridades sudamericanas de Volkswagen no quisieron “entregarle” uno de sus productos más fuertes de la región a un competidor tan directo como Ford, que sí producirá la nueva Ranger en su planta de Pacheco.

Hay que tener en cuenta que, tras la discontinuación de la Surán y hasta la llegada del Taos, la Amarok era el único modelo que Volkswagen producía en su planta bonaerense. La alemana creyó conveniente no desprenderse de este modelo, en gran parte, para mantener activo el complejo industrial y cuidar los puestos de trabajo. Si Ford se hubiera “llevado” la Amarok, se habrían producido recortes.

La nueva Amarok se producirá únicamente en Sudáfrica, desde donde se exportará a mercados de Europa, África, Asia y Oceanía.