Hace 3 semanas que las fuertes nevadas en la Patagonia complican a los productores de la zona, ya que las temperaturas, que rondan los 20 grados bajo cero, afectan los suelos e impiden el normal desarrollo de las actividades ganaderas.

Las diferentes entidades que representan al sector, como Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural pidieron a las autoridades que se declare el Estado de Emergencia y Desastre Agropecuario en las localidades afectadas. 

En este contexto, y con el objetivo de acordar políticas para atender la situación en las provincias de Santa Cruz, Neuquén, Río Negro, Chubut y Tierra del Fuego, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación encabezó una reunión extraordinaria del Consejo Federal Agropecuario Patagónico, junto a los representantes de las provincias afectadas.

“Reconocemos que hay una situación compleja en la región patagónica y es fundamental que el Estado esté presente. Valoramos mucho que estén hoy todos juntos para analizar la situación”, señaló Basterra.

Según indicaron desde la cartera agropecuaria, se dispusieron todas las herramientas y programas disponibles para que las provincias afectadas puedan sobrellevar esta situación.

Entre las alternativas, se encuentran el Programa de Gestión Integral de los Riesgos en el Sistema Agroindustrial Rural (GIRSAR) de Diprose que ya se encuentra en funcionamiento en algunas provincias, como un instrumento adicional para trabajar sinergias regionales, pasada esta coyuntura.

Además, Basterra afirmó que mañana jueves se llevará a cabo una reunión con la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario (CNEyDA). Para ello, las provincias afectadas se comprometieron a tener un diagnostico lo más pormenorizado posible del cuadro de situación para que se pueda actuar, con una declaratoria de emergencia o programa de asistencia rápida, según el caso.

Baldomero Bassi, productor ovino de Río Negro, cuanta cómo es producir con las fuertes nevadas en #AgrolinkRadio