Anuncian el inminente cierre de aceiteras: el motivo

La falta de materia prima hace que no tengan casi actividad. Por eso, podrían permanecer cerradas entre dos y tres meses, hasta el ingreso de la soja de la nueva cosecha en abril–mayo.

aceite girasol

En la actualidad los productores de soja tienen todavía sin vender 6,4 millones de toneladas, de las cuales 2,6 millones están pendiente de fijación, y 3,7 millones las tienen en su poder físicamente.

De estos 3,7 millones, podemos estimar que 1,4 millones se resguardan para semillas y otro millón como reaseguro de existencias finales. En el balance, hay en realidad 1,5 millones de toneladas que se podrían vender a partir de ahora hasta el ingreso de la soja de la nueva cosecha. En términos de divisas, se trata de U$S 750 millones.

Este volumen de soja de 1,5 millones de toneladas apenas alcanza para 15 días de molienda, con lo cual el cierre anticipado de las plantas es una realidad, no es una amenaza.

Ya terminada la cosecha de soja en Estados Unidos, con la cosecha de maíz llegando al 96% y terminando en una semana, el Mercado de Chicago muestra comportamientos dispares según el producto. Por caso, el maíz ha tenido una reacción alcista esta semana, subiendo U$S 12 por tonelada (U$S/ton) en los últimos dos días, de 177 a 189 U$S/ton, luego de un rally bajista de 42 U$S/ton desde fines de julio, cuando cotizaba a 220 U$S/ton.

En el Matba-Rofex, el maíz revirtió su tendencia bajista, con subas de 3 U$S/ton en todas las posiciones futuras. El precio del maíz disponible y posición diciembre a 185,7 U$S/ton ya está en modo cosecha nueva, donde la posición abril 2024 está cotizando a 185,9 U$S/ton.

La posición julio cerrando a 174 U$S/ton ya está influenciada por el ingreso de la cosecha de maíz tardío. El principal motivo de la suba del maíz, tanto en Chicago como en Argentina, es la incertidumbre que existe sobre el volumen real de la cosecha de maíz de Brasil, habida cuenta de la ola de calor que sufrió dicho país, afectando en las principales zonas de producción, con pérdidas que ya se consideran irreversibles.

Usualmente las plantas hacen paradas (cierre por el lapso de un mes) para el mantenimiento anual. En esta oportunidad, las plantas van a permanecer cerradas entre dos y tres meses, hasta el ingreso de la soja de la nueva cosecha abril–mayo en adelante.

Leer más del archivo de AgroLink: Aceitera General Deheza ratifica inversión de 54 millones de dólares para producción de Bioetanol en Córdoba