El ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, se reunió con el directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), más funcionarios del INTA, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y representantes de los gobiernos de Mendoza y San Juan. En la reunión, se compartieron los avances y la agenda que se está llevando adelante como parte del proceso de construcción del nuevo Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) 2030.

“La verdad es que el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 fue un aporte estructural muy relevante, por eso considero que es muy importante que este tipo de políticas se lleven adelante para poder ordenar la energía que existe dentro de los sistemas”, afirmó Basterra, y agregó que “hoy la coyuntura difícil hace que sea necesario encontrar objetivos comunes que promuevan el desarrollo de la vitivinicultura y que no estén sesgados ni haya intereses parciales. El desafío que se tiene acá es relevante y el ejercicio de gestionar la diversidad que tuvo el PEVI2020 en los últimos 15 años tiene que madurar en una ampliación de la base de acuerdos y búsqueda de consensos para poder llevar adelante una estratégica común fruto de la construcción colectiva. Les puedo asegurar que hay muchas cadenas (agroindustriales) deseosas de tener la oportunidad que tienen ustedes. Aprovéchenla porque siempre los tomamos de ejemplo”.

“Con tener al INTA y el INV en la elaboración del futuro Plan Estratégico, tenemos mucha comunicación y la participación del Ministerio (por el de Agricultura) está garantizada. Cuenten con nosotros a través de ellos”, dijo Marcelo Alós, secretario de Alimentos de la Nación.

“La vitivinicultura siempre ha representado el diálogo y la búsqueda de consensos aun en el disenso. Y estos son valores en lo que creemos y defendemos, por eso cuenten con nuestro apoyo”, dijo Alós.

La apertura de la reunión estuvo a cargo del presidente de COVIAR, José Zuccardi, quien detalló los esfuerzos que se están llevando adelante para la construcción participativa de un nuevo plan estratégico para toda la vitivinicultura argentina.

“Es muy importante este proceso que estamos haciendo con la mesa abierta y la participación de todos los sectores y actores de la vitivinicultura que quieran sumarse”, señaló Zuccardi.

Por su parte, el director nacional del INTA, Carlos Parera, explicó la metodología llevada a cabo por el organismo que está a cargo de la construcción del próximo Plan Estratégico Vitivinícola para el período 2020-2030, que se articula en etapas con el objetivo de alcanzar la máxima participación sectorial y territorial posible de modo de llegar al final del proceso con una estrategia y objetivos consensuados por toda la cadena nacional.

Parera destacó los cambios y novedades que traerá este plan con relación al vigente hasta el año 2020 como es la “sostenibilidad ambiental”, la equidad e inclusión de los productores, el turismo del vino, entre otros aspectos. Y le detalló al ministro Basterra el trabajo previó que se hizo desde el INTA en el análisis y puesta en común de más de 15 planes estratégicos vigentes en distintos países para analizar temáticas comunes y su aplicabilidad potencial en la vitivinicultura argentina.

El presidente del INV, Martín Hinojosa, resaltó el trabajo integrado de todos los actores del sector público y privado en la construcción del próximo plan estratégico y del rol activo que tiene actualmente el Instituto en este proceso.