Girasol

A pesar de haber retrasado el cierre de la siembra de girasol en la región NEA a la espera de lluvias, los pronósticos no se concretaron y ello impidió retomar las labores incluso fuera de la ventana óptima, informa la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En paralelo, en el Centro-Norte de Santa Fe, los registros de precipitaciones de la semana pasada han permitido avanzar con la siembra. No obstante, las demoras en la implantación en esta región impiden la incorporación de la totalidad del área en tiempo y forma. Bajo este escenario, la proyección nacional de superficie se ajusta a 1,4 MHa (-100 mHa vs informe previo), lo que representa una reducción interanual del -12,5 %. De esta nueva proyección, el avance de siembra nacional es del 13,1 %.

La región NEA finaliza la siembra con un área total estimada en 65 mil Ha. La escasez de lluvias en esta región durante los últimos 5 meses ha llevado a una caída interanual del área sembrada de -78,7 %.

Al mismo tiempo, los lotes implantados presentan emergencias desparejas, escaso crecimiento y daños por heladas. De no revertirse la situación de déficit hídrico, la actual condición del cultivo puede agravarse en la medida que las temperaturas continúen en aumento. 

Sobre la franja central, en el Centro-Norte de Santa Fe, las lluvias de la semana pasada permitieron la recuperación de los lotes implantados, y han acondicionado los primeros centímetros para retomar las labores de implantación. Sin embargo, la ventana de siembra óptima se extiende hasta mediados de este mes, lo que obliga a resignar hectáreas que estaban incluidas en la intención inicial.

No obstante, al sur del área agrícola, las lluvias registradas en los últimos días, estando a semanas de iniciar el ciclo de girasol, han apuntalado la intención de siembra.