campaña agrícola

Arranca febrero y los productores ya saben que viene uno de los momentos más importantes del año: el armado de la campaña agrícola 21/22. Desde Grupo Cencerro creemos que es clave planificar en función de tus números, por eso queremos dejarte tres consideraciones de gestión que tenés que tener en cuenta a la hora de armar tu campaña.

Escuchá la columna de Ezequiel Cruz- Grupo Cencerro- en Agrolink Radio 

Planteo productivo vs. planteo económico: análisis de conveniencia.

Un aspecto muy importante a la hora de planificar la campaña, es saber si el planteo productivo que nos está indicando el ingeniero agrónomo es el más viable no sólo en términos productivos sino también en términos económicos y financieros. En estos momentos, no está de más recordar que algunos cultivos tienen una producción menos costosa que otros, y es necesario evaluar todas las posibilidades y definir la conveniencia de tu establecimiento en función de nuestra situación actual. Al definir el presupuesto entonces, el mismo no tiene que estar peleado ni con lo productivo ni con lo financiero.

El plan comercial de la campaña, listo desde el comienzo

¿Cómo y cuándo vas a comercializar tus granos? ¿los precios coinciden con tu rentabilidad
mínima necesaria? Tener una noción básica de cómo van a estar los precios y cuál es tu piso mínimo para comercializar a partir de los gastos y la rentabilidad deseada es otro de los puntos que podés definir en este momento. Si te interesa conocer mejor cómo funciona el mercado de futuros, existen herramientas que te pueden ayudar a tener más claridad de los precios. Lo importante es que puedas atinar lo más posible la venta a partir de que tengas claro tu piso mínimo.

Otro punto que se desprende del plan comercial, es el análisis de compra de insumos. Es muy importante que la compra de insumos sea algo que decidas luego de haber hecho un análisis riguroso de lo que te conviene. Esto te va a servir para poder negociar mejor con tu prestador de servicio y las condiciones.

Lee también: Tacto: estos son los cálculos que ya podés sacar en febrero para estar tranquilo todo el año

El seguimiento, la clave de la gestión

La diferencia entre un papel con buenas intenciones y la gestión agropecuaria, está en el
seguimiento mensual de tu presupuesto. El seguimiento te permite saber el nivel de
cumplimiento que estás teniendo respecto de lo que pautaste en un principio. Solo con el
seguimiento vas a tener claridad de dónde están tus puntos de mejora e ir corrigiendo esos
errores.

No olvides que la gestión económica y financiera es el complemento fundamental de tu plan productivo a la hora de pensar tu campaña. Ese complemento de planificación de la campaña agrícola es uno de los momentos clave para poner sobre las mesa todas las herramientas de gestión para que puedas llevar el año tranquilo y sin sobresaltos. ¡Mucho éxito en esta campaña!