Las medidas tendientes a apoyar las exportaciones vitivinícolas implican un aumento superior al 100% en los reintegros a las exportaciones para productos vitivinícolas, tales como el vino fraccionado y a granel, los espumantes y el jugo de uva concentrado o mosto. El Observatorio Vitivinícola Argentino, una unidad ejecutora de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) gestionado por la Bolsa de Comercio de Mendoza, analizó las potencialidades de la medida para el sector y su impacto en el nivel de ingresos de las empresas exportadoras.

El 1 de octubre el Gobierno Nacional anunció un paquete de medidas tendientes a fomentar las exportaciones de los sectores que se muestran con mayores posibilidades de crecimiento en materia de comercio exterior y por lo tanto acelerar el ingreso de divisas genuinas a la economía argentina. Y en esta carrera, la vitivinicultura tiene un lugar de protagonismo.

Para la vitivinicultura, se elevaron los reintegros a la exportación en función del valor agregado para los bienes finales industriales al 7%. En el caso del vino fraccionado y los espumantes, representa un aumento superior al 100% en relación al 3,25% anteriormente vigente; mientras que el beneficio es todavía mayor para el jugo de uva concentrado (JUC) o mosto que tenía un tope en la devolución de impuestos del 2,5% y ahora accede a un 7%. En el caso del vino a granel los reintegros pasan del 3% al 7%.

La Argentina exportó durante 2019 U$S 65.115 millones, mientras que la vitivinicultura, con sus U$ 1.026 millones de exportaciones en vinos, pasas de uva, uva en fresco y JUC o mosto, se ubicó en el décimo lugar, con números muy similares a los complejos exportadores de la cebada y la siderurgia.

Tomando como referencia el valor de las exportaciones 2019 de Vinos fraccionados (espumantes y tranquilos), Graneles y JUC, el impacto promedio en todo el sector es del 3,88% del valor de las exportaciones de esos productos.

Vitivinicultura

Este impacto del 3,88% del valor de las exportaciones para 2019 representaría un estimado de 36.915.045 dólares que irían a mejorar directamente los ingresos del sector.

“Las medidas son muy positivas para el sector. Es algo que se venía pidiendo porque nos dará mayor competitividad en el mercado internacional y permitirá mejorar la facturación. En un mundo tan dinámico es fundamental tener una inversión sostenida en tecnología y los aumentos en facturación lo permiten, generando así más exportaciones en el mediano y largo plazo, y trayendo más divisas al país como consecuencia”, afirmó José Alberto Zuccardi, presidente de COVIAR.

El régimen de reintegros tiene por objetivo restituir total o parcialmente los importes que se hubiesen pagado en concepto de tributos interiores erogados en las distintas etapas de producción y comercialización por las mercaderías manufacturadas en el país, que se exportan para consumo, o bien por los servicios que se hubieren prestado con relación a estos productos exportados (Art. 825 del código Aduanero).

Accedé al informe completo haciendo click aquí