incendios-fuego

A principio de octubre, Máximo Kirchner- presidente del bloque del Frente de Todos-presentó un proyecto de ley que modifica la ley 26.815 que regula el manejo del fuego. La iniciativa, que contó con el apoyo de bloques de la oposición, plantea la de protección de ecosistemas que puedan ser víctimas de incendios provocados o intencionales.

“El objetivo de este proyecto no sólo es proteger aquellos ecosistemas que puedan ser víctimas de incendios y garantizar las condiciones para la restauración de las superficies, sino también desalentar los incendios intencionales y la especulación financiera e inmobiliaria”, aseguraron en un comunicado.

De aprobarse el proyecto, por el término de 60 años no se podrán cambiar el uso de los bosques nativos o implantados, áreas naturales protegidas y humedales, a fin de garantizar las condiciones para la restauración de las superficies incendiadas, y de 30 años en el caso de zonas agrícolas.

En este contexto, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) manifestó preocupación ya que- según indican- el proyecto no distingue entre incendios provocados e intencionales y tampoco si fueron provocados por terceros ajenos al titular del predio, es decir se iguala sin distinción de responsabilidades, siendo siempre víctima del castigo propuesto el titular registral del inmueble.

“Llama la atención la manifiesta intencionalidad de la norma que pretende ejemplificar bajo el supuesto ideológico que los propietarios queman sus campos, cosechas e instalaciones para hacer negocios futuros”.

Para CRA, la iniciativa se inspira en el desconocimiento de lo que sucede con los incendios,  y en el desprecio de encontrar soluciones al verdadero problema de los incendios.

CRA insta a los señores Diputados y Senadores a rechazar esta modificación normativa, carente de razonabilidad y con un doble castigo a quien ha sufrido un incendio, que, como se ha demostrado muchas veces obedece a la intencionalidad de terceros”.