De cada $100 que produce el campo, $67,2 quedan para el Estado

FADA elaboró su informe donde detalla que aumentó la participación del Estado en la renta agrícola en 5,9 puntos con respecto a octubre pasado.

trigo

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) elaboró su informe donde detalla que aumentó la participación del Estado en la renta agrícola en 5,9 puntos con respecto a octubre pasado.

Es decir que de cada $100 de renta (valor de la producción menos costos) que genera una hectárea agrícola, $67,20 es lo que representan los distintos impuestos nacionales, provinciales y municipales .

“La medición de enero de 2023 marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 67,2% para el promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol”, puntualiza el informe.

Mientras que el promedio ponderado de cultivos a nivel nacional es de 67,2%, la participación del Estado en soja es del 69,3%, maíz 60,6%, trigo 73,7% y girasol 65,7%.

El índice de enero es 5,9 puntos porcentuales más alto que el de octubre, traccionado por menores rindes esperados como consecuencia de la profunda sequía que está atravesando el país.

Leé también: Aseguran que si en 15 o 20 días no llueve se pone en riesgo la cosecha de maíz

Según detalla FADA, en el caso de soja, el indicador subió de 67,7% a 69,3%, maíz de 53,4% a 60,6%, trigo de 50,9% a 73,7% y girasol pasó de 49,9% a 65,7%.

“Por la estructura tributaria que pesa sobre la producción agrícola, un evento adverso como la sequía, en lugar de reducir el peso de los impuestos, lo aumenta”, afirma la entidad. Esto es debido a que, el impuesto con mayor participación es el derecho de exportación que, al actuar sobre el precio bruto, no reconoce caídas en la rentabilidad. Así, a medida que empeora la sequía, aumenta la participación de los impuestos sobre la renta.

cadenas

La única variable que está generando que el índice no sea superior son los precios disponibles, especialmente de la soja, cuyos valores son superiores respecto al año pasado y respecto a la medición pasada, a excepción de trigo que muestra una caída de casi el 10% respecto a octubre de 2022.

Respecto a diciembre de 2021, el índice subió de 63,2% al actual 67,2%, donde opera principalmente la caída de los rindes por efecto de la sequía, amortiguado por mejores precios.

Fuente: FADA