«Las mujeres de la agricultura familiar campesina e indígena y de la pesca artesanal son aproximadamente el 50% del sector y producen alimentos a la par de los compañeros varones. Pero además, se hacen cargo de las tareas del cuidado que forman parte de la reproducción de la vida de una familia y una comunidad. Se organizan para defender los montes y sus territorios, y también sus cuerpos ante el avance de la violencia machista. Es decir, que llevan a cabo una doble y hasta triple jornada laboral, que no es reconocida ni social ni económicamente», enfatizó el secretario de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, Miguel Ángel Gómez

En su intervención se refirió a que «en Argentina menos del 30% de la tierra está titulada a nombre de mujeres y según datos del RENAF solo el 10% de los núcleos de agricultura familiar se identifica con jefatura femenina. Además, la brecha de género en cuanto al acceso a herramientas, insumos y tecnología es muy grande respecto a sus pares varones». Por último Miguel Gómez felicitó a las técnicas y técnicos de su Secretaría por acompañar el freno de un desalojo en la Provincia de Chaco.

En el marco del primer Comité de Evaluación y Seguimiento Territorial (CAST) del Plan En Nuestras Manos para la región Cuyo, que lanzó el Ministerio de Agricultura, Ganadería, y Pesca de la Nación se presentaron 12 proyectos que representan una inversión a los 38 millones de pesos, de los cuales más de 29 millones serán financiados por la cartera nacional, a fin de otorgar tecnología y herramientas a las mujeres rurales y de la pesca artesanal y fortalecer unidades productivas agroecológicas que refugien mujeres víctimas de violencia de género.

El Plan es ejecutado por la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina e Indígena (SAFCI) y la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (Diprose), a través del Programa de Inserción Económica de los Productores Familiares del Norte Argentino (PROCANOR), con el apoyo del INTA.

La apertura del CAST estuvo a cargo de la Jefa de Gabinete de la cartera agropecuaria nacional, Diana Guillén, quien manifestó que En Nuestras Manos «es uno de los pocos planes que es total y absolutamente con perspectiva de género», y añadió que «es importante hacer un acompañamiento de las compañeras en el territorio, con programas de fortalecimiento de proyectos que están funcionando pero que necesitan un apoyo».

El secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, Marcelo Alós, recordó que «este Plan se desarrolla de manera federal, generando arraigo y trabajo en cada uno de los territorios, y ese es el horizonte al que se apunta».

Respecto de la importancia de la presencia de las mujeres en las actividades agropecuarias el titular de la Diprose, Juan Manuel Fernández Arocena, destacó que «si la participación de las mujeres en la economía mundial se equiparase con la de los hombres, se esperaría un aumento del 26% del PBI Global para el año 2025. Y para Latinoamérica y el Caribe sería del 34%». Por eso, es necesario trabajar para fortalecerlas en sus producciones, tenemos que redoblar el esfuerzo para reducir la brecha de género en la ruralidad».

A su turno, la subsecretaria de Agricultura Familiar de la SAFCI, Yanina Settembrino, agradeció a cada una las técnicas y los técnicos que participaron en la formulación de proyectos, y expresó su orgullo por el Plan En nuestras Manos: «En octubre empezamos este camino y hoy estamos transitando la ejecución, tenemos un compromiso férreo, concreto y sostenido para que todas las mujeres que hayan presentado proyectos los vean realizados, para hacerle frente a la brecha de género en la ruralidad».

Finalmente, se dirigió al Comité de Evaluación la Directora de Género de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, Deolinda Carrizo, quien destacó que el Plan «potenciará ese rol tan fundamental que tenemos las mujeres de la agricultura familiar, campesina e indígena, y de la pesca artesanal, que es producir alimento para el pueblo. Producir con nuestras manos, y poder hacer que nuestras hijas e hijos puedan seguir en nuestros lugares de trabajo y sigan soñando un mañana mejor».

Lee también: Reinas de Corazones: apicultoras trabajan por la igualdad de género

Sobre los proyectos

Los 12 proyectos presentados por mujeres de la agricultura familiar aprobados en el CAST representan una inversión de $ 38.224.864, de los cuales $ 29.345.000 serán financiados por el PROCANOR con aportes del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), para mejoras en las condiciones de producción de productoras de las provincias de La Rioja, Mendoza, San Juan y San Luis.

Permitirán la incorporación de tecnologías asociadas y capacitación para que 212 familias puedan desarrollar sus economías a través del mejoramiento de los sistemas productivos hortícola, avícola y caprino, diversificar, agregar valor, y facilitar y mejorar sus posibilidades comerciales. Las inversiones incluyen maquinarias (tractores, rastra, pulverizadoras y vehículos con equipo de frío); moledoras de maíz, báscula y mochila fumigadora; equipamiento para riego; postes, esquineros, alambres y demás materiales para los corrales; gallineros móviles y salas de venta, y herramientas e insumos.

Los proyectos aprobados son «Mejora de infraestructura de corrales caprinos en el paraje Bajo de Lucas», «Ponedoras de los Llanos», «Organizadas diversificamos y aumentamos nuestras producciones», «Incorporación de la actividad avícola a un módulo productivo comunitario en Anguinan» y «Fábrica de dulces, mermeladas y conservas La Sauceña» de La Rioja; «Fortalecimiento del trabajo femenino en la producción y comercialización de la carne caprina en la experiencia de Kume Matru», «Sala de elaboración de dulce de leche Caprino Móvil» y «Herramientas colectivas para productoras organizadas del cinturón verde de Mendoza» de Mendoza, y «Las Lechuguinas», «Mujeres de la costa comechingona», «Granja Piedra Blanca» e «Incorporación de tecnología en el ordeñe para mujeres que desarrollan la actividad de tambo» de la provincia de San Luis.

En tanto, las agrupaciones beneficiarias del Plan, ejecutado a través de del PROCANOR, son: Bajo de Lucas, Todos Somos Una, Mujeres Campesinas Organizadas, Anguinanoas, La Sauceña, Comunidad Lof Malal Pincheyra, Manos de Madre, Asociación Pequeños Productores Cuyo (APEPRO CUYO), Asociación Civil Retamo; Mujeres de la Costa, Las Turulecas y Mesa Caprina del Norte.

Participaron también, la directora Nacional de Transferencia y Extensión del INTA, María Rosa Scala, el director nacional de Fortalecimiento Productivo de la SAFCI, Luciano Guichet; el coordinador general de Programas Especiales del gobierno de La Rioja, Domingo Dasso, el coordinador técnico de la Entidad de Programación de Desarrollo Agropecuario (EPDA) de Mendoza, Eduardo Ramet; la coordinadora de la Unidad Ejecutora Central de Proyectos Agropecuarios (UECPPA) de San Juan, María Laura Rubiño, la jefa de Subprograma Agroindustria del Ministerio de Producción de la provincia de San Luis, Agustina Rodríguez Favier; las representantes de las Organizaciones de Productoras de la región Cuyo, Alejandra Barro y María Chanampa; además del director de Gestión y Monitoreo de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales, Raúl Castellini; el responsable técnico de programas FIDA DIPROSE, Santiago Blázquez, la referente técnica del PROCANOR, Ana Pont Verges, y representantes de los gobiernos provinciales de La Rioja, Mendoza, San Juan y San Luis.