Carlos Heller

El proyecto de ley del impuesto a la riqueza, promovido por Carlos Heller, titular de la Comisión de Presupuesto, que está siendo debatido en la Cámara de Diputados de la Nación, recibe un fuerte rechazo del sector agropecuario.

Vale destacar, que Heller es, además, presidente del Banco Credicoop. Es por eso, que el sector se organizó para repudiar esta propuesta pidiéndole a los productores y demás ciudadanos que dejen de operar con la entidad bancaria. 

En este contexto, la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), emitió un duro comunicado en rechazo de la medida y de la gestión del Gobierno.

Otras de las entidades que se pronunciaron en contra fueron: Sociedad Rural de San Pedro, Sociedad Rural de Rojas, Sociedad Rural de Baradero, Asociación de Productores de Areco, Asociación de Productores Rurales de Arrecifes,  la Asociación de Productores Agropecuarios de Carmen de Areco, y CARBAP.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa indica que no se trata de un “impuesto solidario”, sino un impuesto directo. “No se toma en consideración el patrimonio de la persona sino solamente los activos, ya que el pasivo aún pudiera corresponderle al activo que se grava no se puede considerar. Además, no existe un mínimo no imponible sino un mínimo no gravado provocando esto que la persona que supere con su patrimonio en $1 los $200 millones pagará sobre el total y no sobre el excedente”.

Lee también: El CAA afirma que se reunirá nuevamente con el Gobierno para proponer medidas que favorezcan al productor

El comunicado de Apronor

Es increíble este país, cambian los personajes que nos gobiernan pero siempre la solución que encuentran a los problemas es la misma: crear más impuestos. Nuestra economía soporta en total 167 impuestos distintos, muchos de ellos creados de manera transitoria para poder atravesar una coyuntura pero que quedan de manera permanente; la gran mayoría distorsivos y regresivos como el impuesto al cheque o las retenciones a las exportaciones (DEX).

Ahora nuestro Congreso Nacional tiene en tratamiento el “impuesto a las grandes fortunas” que en realidad no grava a las fortunas si no a los bienes productivos que poseen las empresas. En nuestro sector quien ha venido reinvirtiendo en compra de campos, maquinarias, infraestructura en galpones, planta de silos, etc. que consideramos debería al menos ser reconocido por confiar en nuestro país, todo lo contrario, hoy sería castigado por este nuevo gravamen, que constituye una quita de incentivo a invertir en Argentina, un país que lo que necesita en este momento es mayor inversión para generar más producción, más empleo y aumento de exportaciones con la consecuente generación de las ansiadas divisas.

Desde Apronor decidimos acompañar la brillante iniciativa de las Asociaciones de Productores y Sociedades Rurales de la Región Pampeana, solicitamos a nuestros productores y a todos los ciudadanos argentinos que no soportan más la altísima presión impositiva, a cerrar sus cuentas y toda operatoria mantenida con el Banco Credicoop en señal de rechazo a la iniciativa de creación de este nuevo impuesto a la inversión. Agradecemos a los empleados del banco por los servicios dispensados, nos sentimos incómodos en la entidad pero no por ustedes si no por la persona que la preside.

Sr. Heller, no hay nada más democrático que la decisión de irse de donde uno no se siente cómodo.