El Gobierno debe terminar de definir a sus embajadores y uno de los puestos claves aun no designados es el de China, representación de suma importancia para marcar el rumbo de la relación económica que tendrá el gigante asiático con el gobierno de Alberto Fernández.

El Gobierno tiene espacio para nombrar 25 embajadores políticos, debiendo ser el resto diplomáticos de carrera.

Primero, se barajaba la posibilidad de que Sabino Vaca Narvaja fuera el embajador. Es el hermano de Camilo, el papá de la hija de Florencia Kirchner, e hijo del líder montonero Fernando Vaca Narvaja. Pero el dirigente, formado con especialización en China, fue nombrado director de Relaciones Internacionales del Senado.

(Foto:REUTERS/Matias Baglietto)

(Foto:REUTERS/Matias Baglietto)

Ahora, el canciller Felipe Solá evalúa la elección de Alfredo Bascou, un diplomático de carrera que estuvo a cargo de la Dirección de Promoción de las Inversiones (DIPRI) en Cancillería durante el gobierno de Mauricio Macri. Fue embajador en Corea del Sur y su esposa, Marta Bascou -clienta del estudio de abogados del mandatario Fernández- confirmó que Bascou sería nombrado pronto embajador.