Entre Ríos: el retroceso de las reservas impacta negativamente en la soja

En la campaña 2021/22 se estima una merma de casi 90.000 hectáreas (ha) en relación al ciclo pasado, es decir que el área sembrada con soja de primera alcanzaría unas 500.000 ha.

soja

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a través de su sistema de información agrícola (SIBER), indicó que la soja se ubica desde comienzo de formación de vaina (R3) a llenado de granos (R5).

La condición del cultivo a nivel provincial es la siguiente: Muy buena 15 %, Buena 53 %, Regular 27 % y Mala 5 %. “La condición del cultivo se ha mantenido desde la última evaluación, el retroceso de las reservas impacta negativamente en la soja, en la que se observa aborto de vainas y pérdidas de hojas en el tercio inferior de la planta, síntomas que marcan la necesidad de precipitaciones”, indica el reporte.

Los colaboradores mencionaron la presencia de orugas, chinches, trips y arañuelas, con fuerte presión de las últimas dos mencionadas, plagas asociadas a sequía.

Con claros síntomas de estrés el estado general del cultivo de soja de segunda (cuyo área total es cercana a las 550.000 ha) es inferior a la de primera, señaló el SIBER. En cuanto a la fenología, la oleaginosa se ubica desde R1 (floración) a R3 (formación de vaina).

La condición a nivel provincial se detalla de la siguiente manera: Muy buena 4 %, Buena 52 %, Regular 35 % y Mala 9 %. En la variación de la condición con respecto a la anterior evaluación (10/02/2022), el SIBER observó una caída del 7 % tanto en las categorías muy buena + buena como en la regular + mala.

“Es imprescindible la ocurrencia de precipitaciones de importantes milimetrajes para que cultivo continúe su desarrollo de manera favorable”, sostuvo el informe, al igual que en el cultivo de soja de primera, hay presión leve de insectos, que en ocasiones demanda la realización de controles.

Lee también: