ley de etiquetado frontal

La Universidad Siglo 21 realizó una encuesta a nivel nacional, para conocer si los consumidores leen y entienden la información nutricional proporcionada en las etiquetas de los alimentos. En este contesxto, Agrolink Radio dialogó con Natalia Cervilla, directora de la Licenciatira en Nutrición de Universidad Siglo 21.

Escuchá la nota completa

«Lo primero que se preguntó, es sobre los hábitos alimenticios de los ciudadanos en pandemia. En tanto, la segunda parte, se indagó si los consumidores entiende el rotulado de las etiquetas».

Según comentó Cervilla, llamó la atención que menos de la mitad de los consumidores lee la información, y que sólo 1 de 4 entienden esa información. «Eso está relacionado a la conducta de las personas cuando vamos al súper. Llevaría mucho tiempo leer toda esa información si debemos llenar el changuito».

Lee también: ¿La nieve en Córdoba puede afectar a los cultivos?

«Lo que se pretende con la ley de etiquetado frontal, es que se pueda hacer una lectura rápida de las cualidades principales del producto, en nutrientes críticos asociados a enfermedades no transmisibles».

A su vez, aclara la experta, cada producto contiene mucha información, por lo que es más complicado aún poder discernir si el producto es bueno o malo para la salud. «Con la información clara, uno va a poder decidir si quiere o no llevarse ese alimento por más que tenga, por ejemplo, mucha azúcar o grasa».