En la última semana, la siembra de trigo llegó a cubrir el 95,9 % de las 6,5 MHa proyectadas para el ciclo en curso, con un progreso de solo 1,8 puntos porcentuales debido a los focos de excesos hídricos que permanecen donde se encuentra el área remanente por sembrar, indica la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

A su vez, en el centro y norte del área agrícola se agrava la condición de déficit hídrico, condicionando las expectativas de rinde al norte del país. Sumado a ello, la ocurrencia de heladas en las regiones del centro del área productiva, reduce el crecimiento y demora el desarrollo de los cuadros implantados.

La siembra de cebada cubre el 91,2 % de las 900 mHa proyectadas para la campaña en curso, reflejando un avance interquincenal de 10,6 puntos porcentuales y una demora interanual de – 4,1 puntos. Esta demora es producto de la falta de piso sobre el sudeste bonaerense en donde, al igual que en trigo, se encuentra el área remanente de siembra.

Al mismo tiempo, el centro-norte del área agrícola continúa sufriendo la falta de
precipitaciones mientras el cultivo avanza en su etapa de macollaje, siendo la provincia de Córdoba una de las más afectadas.

Por último, la cosecha de maíz con destino grano comercial ya se ubica en el 97,4 % del área apta, luego de relevar un avance intersemanal de 2,7 puntos porcentuales. Ya en el tramo final del ciclo 2019/20 del cereal, se mantiene un adelanto interanual de 22,8 pp.

Gran parte del área remanente se encuentra en el norte y sur del área agrícola nacional. El rinde medio se ubica en 82 qq/Ha, luego de recolectarse más de 5,9 MHa. Bajo este
panorama, la entidad mantiene la actual proyección de producción en 50 MTn.