La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) lanzó un comunicado exigiéndole al Gobierno que sea nuevamente revisado el cepo a la exportación de la carne vacuna y que los productores ganaderos y de la industria reclaman que se atiendan temas pendientes.

El presidente de la FIFRA, Daniel Urcía expresó en su editorial que “hace casi un mes se están ocasionando pérdidas absurdas a todo el sector y al país” debido a la reducción de cortes de carne y tampoco generó bajas en sus precios. Este cierre, según Urcía, perjudica el desarrollo del interior del país ocasionando deterioro del empleo privado que tanto necesitamos para salir adelante como sociedad.

Lee también: Con tasa bonificada del 30%, amplían las líneas de financiamiento para para las cadenas de la carne de cerdo y pollo

Daniel Urcía, presidente de FIFRA.

“La producción ganadera y las faenas están en proceso de reconfiguración. Analizando la de junio ha sido levemente inferior, -2.6% menos que la faena de abril y un -3,5% de lo que representa la faena promedio de todo el semestre”, indicó Urcía. Además, desde FIFRA recalcaron que si el objetivo de la medida era bajar el precio de la carne para los consumidores fue ineficiente, ya que se refleja en las estadísticas del Indec –suba del 3,2% – sobre la inflación del mes pasado.

En el contexto de restricción de actividad exportadora y la situación económica general, desde FIFRA creen que son números aceptables, pero encienden una luz amarilla importante. Incluso la entidad advierte una suba en la faena de junio de la faena de categoría novillito y vaquillonas comparados con el mismo mes de abril.

Lee también:¿Se vienen nuevas protestas? La amenaza de los productores autoconvocados si no se cumple con la proclama de San Nicolás

Por otra parte, también comunicaron sobre la faena de porcinos la cual continua “creciendo en cantidad y la oferta aumentará en el mercado interno” en consecuencia de la caída de exportaciones con destino a China. Además, resaltaron que este tipo de carne tiene “un precio muy inferior al de los cortes vacunos y continuará afianzándose y siendo una alternativa para los consumidores”.

Para finalizar Uría expresó: “En función de la realidad que impone ‘el mercado’ creemos que es necesario quitar las restricciones a las exportaciones y poner en vigencia un plan ganadero que corrija las inequidades fiscales que hace décadas reclama el sector”. Asimismo agregó: «Y se generen líneas de crédito blando tanto para la actividad ganadera, especialmente el sector de encierres a corral y para con la adecuación de establecimientos de faena para que hay un único estándar sanitario básico a nivel país».