garbanzos

La Bolsa de Cereales de Córdoba estima un área sembrada con garbanzos de 17.800 ha, de las cuales se perdería el 18% a causa de las condiciones de sequía y heladas que sufrió el cultivo durante su ciclo. 

Del área que se trillaría, el rendimiento promedio estimado es de 13,6 qq/ha, lo que implicaría un recorte del 9% respecto al ciclo pasado y del 30% respecto al promedio histórico (2010-2019), siendo a su vez el valor más bajo de la serie. La producción de garbanzos que se alcanzaría de concretarse estos rindes sería 19.800 tn, valor que sería un 68% inferior al ciclo 2019/20 y que implicaría 120.000 tn menos que la campaña récord 2016/17.

Lee también: El rendimiento del trigo cae al valor más bajo de la década

El garbanzo fue deteriorando su estado general a lo largo del ciclo del cultivo, encontrando que a sus inicios, cuando los requerimientos hídricos eran bajos, la mayor parte de los lotes se encontraban en estados buenos a excelentes mientras que hoy en día se reporta el 74% del área en estado regular a malo.

De las 17.800 ha sembradas se estima una pérdida del 18%, mientras que en los lotes cosechables el rendimiento estimado es de 13,6 qq/ha, lo que implicaría una producción de 19.800 tn en la provincia. Estos valores serían un 9% y un 68% inferiores a la campaña 2019/20 y a su vez, los más bajos de la década.

Respecto al estado fenológico, un 22% del área se encuentra con las primeras vainas visibles (coincidente con el periodo critico), un 60% con las vainas en su máximo tamaño y un 18% comenzó el llenado de granos.

Sanitariamente, durante el último mes se ha reportado presencia de oruga bolillera (Helicoverpa gelotopoeon) en los lotes de garbanzos, aunque en baja incidencia. Sin embargo, en este momento el cultivo es muy sensible ya que esta plaga realiza daño directo al consumir los granos dentro de la vaina.

Accedé al informe completo haciendo click aquí