Si bien las actividades agropecuarias son esenciales, ya que son las encargadas de proveer alimentos a toda la sociedad, la pandemia generó limitantes que obligaron a generar diferentes emprendimientos productivos.

Tal es el caso del establecimiento Don Dionisio del Carmelo, que actualmente comercializa hamburguesas de búfalo por redes sociales. Agrolink Radio se puso en contacto con Juan Pablo Brunia, quien lleva adelante este proyecto, para conocer en detalle su historia de reconversión.

“El emprendimiento comenzó en el 2015, estudiamos el campo familiar en Agua de Oro (provincia de Córdoba), y pensamos alternativas para ver qué rentabilidad podíamos lograr en campos difíciles con pasturas duras”.

A fines del 2015,  trajeron la primera jaula de búfalos, lo que significó todo un desafío ya que es un animal que se acostumbra a producir en el norte del país por su características especiales.

“El animal no transpira, y la piel negra hace que por la radiación solar, necesita agua o sombra para poder sobrevivir. El monte de la sierra es favorable porque lo protege del sol”

En cuanto a la domesticación, Brunia nos comentó que hay que aprender a manejarlo, “hay que tratarlos bien para que no vuelvan al estado de naturaleza. No se puede tener perros, gritarles, ni maltratarlos”.

Lee también: La travesía de un contratista cordobés para ingresar a Salta: “Nos quedaban unas hectáreas de maíz para poder vivir y las perdimos”

En Córdoba, son los únicos que se dedican a la producción de bubalinos. Actualmente, cuentan con 65 madres, que a diferencia de las vacas, tienen períodos de gestación de 11 meses.  

Al ser el único establecimiento en la provincia que produce este tipo de carne, “la comercialización era muy difícil por el flete”. Es por eso que realizan hamburguesa y cortes envasados al vacío.

“Comenzamos con las pruebas para conocer la reacción de la gente. Se trata de una carne mucho más magra, ya que no tiene grasa entre las fibras. Tiene cualidades muy diferentes a la carne bovina, es más sana: tiene 40% menos de colesterol, 55% menos de calorías, y 11% más de proteínas”.

Una vez que tuvieron todo listo para comenzar con la comercialización, iniciaron la distribución vendiendo a bares y restaurantes, pero “con la pandemia nos tuvimos que reinventar. Ahora, únicamente vendemos a través de redes sociales y hacemos entregas a domicilio”. 

A futuro, la intención es poder llegar con  el producto a todo el país. “También estamos con en un proyecto con la facultad de agronomía y el CEPROCOR, para saber con exactitud el rendimiento del búfalo en campo de sierra, para poder usarlo después como modelo y distribuirlo a todos los campos”. 

Escuchá la nota completa haciendo click aquí