maíz- semilla

La articulación público-privada permite a la Argentina, avanzar a nivel mundial en la implementación de un Plan Piloto para la Certificación Fitosanitaria de semilla de maíz, con destino propagación y propósito experimental (PPCF), en el marco de la implementación de las Normas Internacionales para Medidas Fitosanitarias (NIMF) 38, referida al movimiento internacional de semillas.

Desarrollado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA) dicho plan, que ya se encuentra vigente, detalla las medidas fitosanitarias requeridas durante el proceso de producción de semillas de maíz con propósito experimental, incluyendo la pre-siembra, producción, cosecha, post cosecha y la certificación fitosanitaria, en correspondencia con los requisitos fitosanitarios establecidos por las Organizaciones Fitosanitarias de Protección Vegetal (ONPF) de los países importadores.

“Mediante un enfoque de sistemas, el Plan contempla procedimientos anteriores y posteriores a la cosecha que podrán contribuir a un manejo eficaz del riesgo de plagas”, explicó Diego Quiroga, director nacional de Protección Vegetal del Senasa.

Lee también: “Argentina tiene todas las condiciones para avanzar hacia la agroecología”

En fase experimental, la semilla o germoplasma requiere el movimiento entre países, para avanzar hasta alcanzar una situación de semilla precomercial.

Nuestro país tiene una larga experiencia en el desarrollo y manejo de germoplasma en fases experimentales, evaluando materiales y produciendo generaciones en contraestación respecto al Hemisferio Norte. En el caso específico de la semilla de maíz, para la campaña 2019, se exportaron 9.992.717 kilos.

El PPCF permitirá disminuir los costos y la cantidad de semillas que insumen los análisis de laboratorio, en tanto permite certificar los envíos considerando las prácticas que aplica la industria en la producción de semillas con propósito experimental.

Quiroga agregó que, asimismo, “contempla la posibilidad de ir incorporando al plan las plagas requeridas en función de los requisitos fitosanitarios de los mercados de exportación que sean de interés para la industria”.

Las empresas exportadoras de semillas de maíz experimental que deseen adherirse al PPCF, pueden inscribirse a través de la plataforma de Trámites a Distancia (TAD). La gestión es 100 por ciento digital y gratuita.