Lecheria

En India, el programa de desarrollo de productos lácteos más grande del mundo se ha implementado desde 1970. Se trata de la llamada revolución blanca, una revolución blanca que ha llevado al país a organizar la cadena de acopio y suministro de leche desde la miríada de pueblos que la caracterizan hasta las empresas procesadoras, convirtiéndose en el mayor productor del mundo.

Sin embargo, la mayor parte de la leche de la India no se transforma en productos lácteos de valor agregado como en otras regiones de producción del mundo, sino que se envasa para ser consumida tal cual. El sector cree que ha llegado el momento de ir más allá y desarrollar la demanda diversificando y ampliando la gama de productos a comercializar mediante el fomento del marketing, con el fin de satisfacer la creciente demanda de los consumidores que están madurando rápidamente un paladar para el gusto, aroma, sabor, calidad nutricional, seguridad alimentaria y sensibilidad a los problemas de sostenibilidad.

En la práctica, se trata de tomar rápidamente el camino que se ha tomado en los mercados ahora maduros de Europa o América del Norte. También se trata de mirar las exportaciones, desarrollando productos orientados al mercado externo como sucedió en Australia y Nueva Zelanda, pero con mucho más potencial y peso político. Un ejemplo es la tecnología de pulverización de leche de búfala de la India. Una amplia gama de productos de alta calidad permitiría dinamizar la transformación, adaptándola a los niveles de las principales empresas mundiales y también para ofrecer mayores oportunidades de mercado a los ganaderos.

Lee también: El crecimiento de la apicultura consolida a Entre Ríos como las segunda provincia productora nacional

Innovar y elevar los productos tradicionales con un enfoque global

Por tanto, se puede prever pronto una nueva ola, con una estrategia precisa: innovación de productos para satisfacer y estimular la demanda; inversión en investigación y desarrollo; elevar los estándares de calidad y trazabilidad a lo largo de una cadena de suministro cada vez más integrada, comenzando por los obtentores; aproximación global al mercado, haciendo que los productos tradicionales indios evolucionen hacia nuevos sabores, aromas, empaques, pero también presentando categorías de productos de otros países, como quesos y leches fermentadas.

La clave de esta evolución será la voluntad política. Recientemente, tanto el gobierno central como el de varios estados indios han tomado decisiones en este sentido. El papel de la Junta Nacional de Fomento Lechero también será fundamental para involucrar y apoyar a los millones de productores de leche del gran país asiático en este proceso.

Fuente: traducido por el OCLA del newsletter de CLAL.it por Leo Bertozzi