Desde hace dos días Sandra, la primera y única gran simio del mundo declarada “persona no humana” y “ser sintiente” por la Justicia, ya habita en su nuevo hogar en el estado de Florida, Estados Unidos, tras abandonar el Ecoparque porteño.

Se trata del Centro para Grandes Simios, un recinto de acogida de primates de alrededor de 45 hectáreas ubicado en la zona rural de Wauchula, donde vivirá en condiciones de semilibertad, junto a otros simios.

Desde la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA contribuimos a determinar, bajo una óptica médica, las condiciones óptimas para poder realizar dicho traslado.

En nuestros laboratorios, y en otros del sector público y privado, se llevaron a cabo todos los estudios necesarios para determinar el estado de salud de Sandra. Entre ellos, una evaluación clínica, estudios virológicos, bacteriológicos y de vacunación.

Se presentó asimismo el protocolo de evaluación necesario para su aceptación en el exterior, que además permitió conocer su estado de salud general. Fueron todos estos controles los que permitieron que Sandra viajara y sea acogida en los Estados Unidos.

Por otra parte, los profesionales que intervinieron realizaron un conjunto de estudios y observaciones que contribuyeron a facilitar la toma de decisión del traslado por parte del juzgado a cargo.

El 26 de septiembre pasado Sandra viajó a los Estados Unidos, y luego de realizar una cuarentena en el Zoológico de Kansas fue aceptada en el Centro para Grandes Simios.

“Este Centro es un lugar especialmente creado para orangutanes y chimpancés y nos sentimos muy orgullosos como institución de haber contribuido a que Sandra viajara a ese Santuario ya que consideramos que allí va a tener mejor calidad de vida, en un entorno más adecuado a sus necesidades”, concluyen los especialistas de nuestra Facultad.