En los últimos días,  Sergio Massa ha logrado recuperar la centralidad de su figura política tras esperar para decidir entre una u otra alianza. En el último congreso del Frente Renovador se mostró cercano a una alianza con la fórmula Fernández-Fernández.

Sin embargo, en las últimas horas se abrió un canal de negociaciones que no permite hablar de algo cerrado o concreto. Falta recorrer un camino, explica el analista político Sebastián Dumont -en Palabra de Campo- y asegura que culminará cuando se definan a mediados de junio el cierre de las alianzas.

Se manejan ciertas alternativas, explica el columnista. Dentro de ellas, una es que Massa sea candidato a diputado nacional dentro de ese frente que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Pero él habría dicho que “está para ser Presidente”, o para “empujar el carro en otro lugar”.

Eso abrió otra posibilidad, que es la que creen la más factible: si se concreta el acuerdo con ese frente, puede ser que Massa termine no siendo candidato pero sí su gente pueda ir en las listas de diputados nacionales o en las de la provincia de Buenos Aires.

Eso incluiría un acuerdo a futuro para la integración del líder del Frente Renovador a un futuro Gobierno de Alberto Fernández, en caso de que ganen las elecciones.