En su reciente informe, la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) sostuvo que luego de un invierno con precipitaciones acumuladas inferiores a lo normal en casi toda el área agrícola nacional, las lluvias de final de agosto y principio de septiembre comenzaron a restituir la humedad a los suelos, especialmente en la Región Pampeana. Mientras tanto, las condiciones de sequía continúan en la Región Chaqueña. En cuanto al fenómeno de El Niño-Oscilación del Sur, se espera que las condiciones de neutralidad continúen durante toda la primavera.

precipitaciones

“Según el Índice de Sequía BHOA IMERG —o ISBI— , que se calcula con estimaciones satelitales de precipitaciones como datos para el balance hidrológico en el suelo, hacia fines de agosto la sequía se había intensificado en el norte y el centro de la Mesopotamia y en el este de la Región Chaqueña, y se mantenía en áreas del noroeste. La sequía también se intensificó en las zonas agrícolas de la región de secano en el norte y el extremo sur de la Región Pampeana” dijo Adela Veliz, docente de la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la FAUBA.

En este sentido, agregó: “Sin embargo, el último día de agosto y los primeros días de septiembre se registraron precipitaciones significativas, particularmente en la Región Pampeana. Estas lluvias mejoraron mucho los niveles de humedad en el suelo, lo cual representó un alivio para las condiciones de los lotes de trigo, que mostraban un deterioro progresivo. Además, aumentó la humedad en los primeros centímetros del suelo, o capa arable”.

Lee también: Déficit hídrico: recomendaciones para anticiparse al estrés y reducir el impacto del clima en los cultivos de verano

Veliz, coautora del informe con Liliana Spescha y María Elena Fernández Long —docentes de la misma cátedra—, señaló que en estos momentos, en la Región Pampeana los perfiles tienen agua, hay buena humedad superficial y las temperaturas están en ascenso. Esto mejora las perspectivas en aquellas zonas del noreste de la región, donde el inicio de las labores de siembra del maíz temprano suele ocurrir a partir de mediados de septiembre.

Según Liliana Spescha, “es probable que en la provincia de Buenos Aires, el noreste de La Pampa, el sur de Entre Ríos y el centro de Santa Fe los cultivos de invierno lleguen al período crítico con buena oferta de agua. Por su parte, la situación de la provincia de Córdoba es más complicada pues presenta bajos contenidos de agua en el suelo”.

Una de las zonas afectadas por condiciones de sequía es la Región Chaqueña. Como ejemplo, el informe agroclimático presenta la evolución del almacenaje de agua en el suelo —considerando el perfil hasta 1 metro de profundidad— en dos localidades diferentes. “En Presidencia Roque Sáenz Peña, los niveles de reserva vienen disminuyendo desde mediados de invierno hasta quedar por debajo del punto de marchitez permanente. En Junín, en cambio, la campaña transcurre con buen contenido de humedad en el suelo, a pesar de haber transitado un verano-otoño muy seco. El agua útil observada debajo de los niveles históricos más bajos se ha recompuesto en el invierno”, puntualizó Spescha.

Lee también: Comenzó la nueva concesión de la Hidrovía a cargo del Estado Nacional

Las precipitaciones y la temperatura

María Elena Fernández Long comentó brevemente el contenido del pronóstico trimestral elaborado en el ámbito del Servicio Meteorológico Nacional por organismos oficiales, incluyendo a la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la FAUBA. “Para el trimestre agosto-septiembre-octubre se prevén precipitaciones inferior a la normal en el Litoral, en el este de la provincia de Buenos Aires y en el oeste de la Patagonia. En Cuyo, en el norte de la Región Pampeana y en el este de la Patagonia las precipitaciones serían normales o inferiores a la normal. Mientras tanto, en el resto del territorio nacional las lluvias serían normales”.

Con respecto a las temperaturas medias del aire, la docente afirmó que serían superiores en la Patagonia y en el sur y el oeste de la Región Pampeana, y normales o superiores a la normal en Cuyo y en el norte y el este de la Región Pampeana. En el resto del país las temperaturas medias serían normales.

Para finalizar, Fernández Long se refirió al fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS o ENSO, por sus siglas en inglés). “Según el informe del International Research Institute for Climate and Society publicado el 19 de agosto, los modelos dinámicos y estadísticos indican que existe un 53% de probabilidad de que las condiciones neutrales continúen durante el trimestre septiembre-octubre-noviembre”.

Fuente: Sobre la Tierra- por Pablo Roset