Ley de energía distribuída: Buenos Aires amplía el paradigma de la disponibilidad eléctrica

El Senado Bonaerense finalmente aprobó la adhesión a la Ley Nacional N° 27424, popularmente conocida como la ley de generación distribuida, lo que marcó el 21 de abril  como un día histórico para el avance energético en la provincia y el país.

El Senado Bonaerense finalmente aprobó la adhesión a la Ley Nacional N° 27424, popularmente conocida como la ley de generación distribuida, lo que marcó el 21 de abril  como un día histórico para el avance energético en la provincia y el país.

Escuchá la columna de Ezequiel Weibel en Agrolink Radio

Ésta crea un marco regulatorio para que los usuarios de la energía eléctrica puedan transformarse en usuarios generadores con un régimen de beneficios impositivos, fiscales y de financiamiento.

En tanto que los usuarios quedarán exentos por doce años a contar, desde la reglamentación, prorrogables por igual término, en cuanto se mantenga vigente el Régimen de Fomento, del pago del Impuesto a los Ingresos Brutos y el Impuesto de Sellos a los contratos que suscriban los usuarios con los distribuidores en el marco del desarrollo de las actividades de generación distribuida renovable.

Con la adhesión a la ley, esos impuestos se controlan y también se establece un régimen crediticio y de promoción a través del Banco Provincia para poder instalar equipos de generación de energía.

Es decir que la iniciativa prevé que el Poder Ejecutivo promoverá, a través del Banco de la Provincia de Buenos Aires, líneas de créditos especiales para financiar el desarrollo o adquisición de la tecnología nacional necesaria. Asimismo que el Ejecutivo deberá proceder a la reglamentación dentro de los 180 días siguientes.

La decisión de los legisladores bonaerenses llega a un año desde que la Cámara de Diputados diera media sanción a la adhesión y a más de cuatro desde que se promulgara la normativa en Boletín Oficial de la República Argentina en diciembre del 2017 con muchas idas y venidas por cuestiones políticas.

Lee también: ¿Qué impacto tiene la producción agropecuaria en el cambio climático? La palabra de la ONU

La adhesión de la provincia de Buenos Aires a la ley nos da un panorama muy grande y cambia el paradigma en dónde hoy en día la disponibilidad de energía eléctrica era una limitante enorme.

Esto permite que ahora, actores que por ejemplo requerían potencia, puedan instalar esa potencia y así aportar a la matriz energética. No solo cambia el paradigma por completo, sino que brinda numerosas fuentes de trabajo y amplía la posibilidad de desarrollar nuevos proyectos.

Además, la ley aporta enormemente a la disminución de los gases del efecto invernadero,  Este es el camino que se debe seguir para disminuir la contaminación y para disminuir el uso de los combustibles fósiles. Es muy importante poder seguir produciendo de manera sustentable.

A lo largo del país, hay muchísimos usuarios generadores, Córdoba es una de las 12 provincias adheridas que tiene la mayor cantidad de usuarios generadores y mayor potencia. Cuenta con el 60% de la potencia instalada. 

Actualmente hay en total 11 megas en potencia de energía distribuida lo que son 11 mil kw de los cuales 6600 son de Córdoba.

Por último, hay proyectos que están vigentes en la provincia de Buenos Aires porque la distribuidora Edenor y Edesur están inscriptas y tienen proyectos andando.

La provincia de Buenos Aires tiene 203 usuarios generadores con 1200 kw y es un panorama muy grande para todos los usuarios ya que el sector rural tiene posibilidad de generar a través del biogás, la biomasa y la energía solar. Definitivamente, la adhesión de la provincia a la ley abre un abanico enorme para el avance en materia eléctrica.