Ayer se produjo un grave accidente laboral en un campo ubicado en jurisdicción de Fuentes.

El propietario de una firma dedicada a la prestación de servicios para la producción agropecuaria, relató que dos empleados se hallaban trabajando en un campo, cosechando granos.

Al finalizar la jornada, y de acuerdo a las tareas habituales, uno de estos peones, de 51 años de edad, se dispuso a limpiar la cosechadora que se utilizó para la labor.

Mientras hacía eso, otro compañero, de 24 años, activó accidentalmente la marcha de vehículo y lo aplastó.

Ante esta situación fue trasladado primeramente al Hospital de Casilda, donde le determinaron traumatismos varios graves, y debido a eso fue derivado a un sanatorio privado de Rosario, donde permanece internado.