Lino: El rinde se posiciona desde 700 a 1000 kg/ha

En Entre Ríos, el área llega a las 12.500 ha, lo cual representa una disminución del 15 % respecto al ciclo anterior.

Así dio a conocer en su reporte semanal la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, mediante su sistema de información agrícola (SIBER), donde destacó que la condición general a nivel provincial se califica como muy buena a buena en un 91 % y el 9 % restante se encuentra regular con una baja densidad de plantas a causa de los anegamientos. Los colaboradores mencionaron que el rendimiento podría posicionarse desde los 700 kg/ha a 1000 kg/ha.

Por otro lado, el estado del cultivo de trigo en suelo entrerriano presenta una condición muy buena 22 %, buena 60 %, regular 17 % y el restante 1 % mala. Estos valores demuestran que la condición prácticamente no ha variado si se la compara con el último informe brindado hace 15 días.

Del total de los Colaboradores encuestados, el 70 % menciona la presencia de Fusarium en el cultivo, con un grado de afectación muy variable. Esto se relaciona con la fecha de siembra, la variedad empleada y las condiciones climáticas al momento de la floración. También han mencionado que se observa la presencia de pulgones en la espiga.

En este momento, la fenología del cultivo abarca desde grano lechoso a grano pastoso.

Según el SIBER, la superficie ocupada por la colza en la campaña 2017/18 se ubica cercana a las 3.500 ha y el departamento Victoria concentra el 60 % del área total (2.000 ha).

El cultivo se encuentra en madurez fisiológica y se espera que la cosecha inicie en los próximos días. Las expectativas de rendimiento oscilan entre 1.000 kg/ha a 2.000 kg/ha. Los valores de rendimiento más bajos se corresponden a lotes que fueron afectados por granizo o por exceso hídrico al momento de la germinación, lo cual imposibilitó obtener una densidad de plantas por hectárea adecuada.