Llega el primer cargamento de asado brasileño a las carnicerías de Uruguay

El primer camión con carne con hueso importada desde Brasil llega hoy a la frontera de Uruguay  y la semana que viene estará disponible en las góndolas de las grandes superficies y carnicerías del país.

El primer camión con carne con hueso importada desde Brasil llega hoy a la frontera de Uruguay  y la semana que viene estará disponible en las góndolas de las grandes superficies y carnicerías del país, un 20% más barata que la de la plaza local.

El primer negocio fue cerrado por abasto Santa Clara y se trata de un primer camión que trae entre 23.000 y 24.000 kilos de asado Nelore envasado y congelado, que se podrá ver en las carnicerías un 20% más barato que la plaza local. Cabe mencionar que el ofrecido en las carnicerías uruguayas hoy es asado de feedlot, de calidad superior, por lo cual su precio acompaña es también superior.

La noticia fue confirmada en Valor Agregado de radio Carve, en donde el broker de carnes Jorge Dimu sostuvo que “JBS nos da una mano para poder reducir precios”, dado que el asado se ofrecerá un “20% más barato”

“Esto le va a hacer bien al país para ayudar para bajar y competir con el asado uruguayo que se exporta a otros valores. El precio es bastante inferior a lo que se vende en plaza…”, contó Dimu.

Desde junio, tanto los importadores como los frigoríficos uruguayos exportadores, pueden ingresar cortes bovinos con hueso de los cinco estados de Brasil que están con un status sanitario superior al de Uruguay respecto a fiebre aftosa. De este modo, se sumó otra opción a la importación de pulpas bovinas desosadas y envasadas al vacío desde Brasil, para ser volcadas al abasto a precios inferiores a los del producto local.

Este asado proveniente de Rondônia, marca Friboi de JBS, se va a ver en la plaza local a partir de la semana que viene.

Se prevé que para fin de mes la corriente comercial continúe creciendo e ingresen de cuatro a seis camiones más. “Se está tratando de comprar más para tener una seguidilla de camiones durante septiembre”, dijo. Además, más adelante los importadores prevén traer algo de falda y osobuco.

Lee también: Agricultura y balance de GEI: ¿Cuánto podemos sostener un balance negativo de carbono en el suelo?

Números

En lo que va de este año se ha dado una evolución creciente en los volúmenes de exportación e importación de carne vacuna.

De acuerdo a los datos aportados por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) en seis de los siete meses de 2022 (a julio) hubo un aumento en el volumen importado respecto al mismo mes de 2021.

Fueron 2.900 toneladas de carne vacuna importada en julio, un crecimiento muy significativo y que es, además, la diferencia más amplia respecto a julio 2021: 73% por encima del mismo mes del año anterior.

El valor medio es de algo más de 5.100 dólares por tonelada, mientras que a principio de este año el valor era de 4.500 dólares por tonelada. Eso demuestra la evolución alcista del valor medio de importación de este año.

El grueso de la carne importada llega desde Brasil. Si se mira lo que se lleva importado hasta el momento, fueron 12.800 toneladas de Brasil y 5.000 de Paraguay. Si bien Paraguay está creciendo, el grueso de la carne importada sigue siendo de Brasil.

Habilitación

Vale la pena recordar que, para los cortes con hueso, los orígenes autorizados son Rio Grande do Sul, Paraná, Acre, Rondônia y parte de Amazonas y Mato Grosso.

En todos los casos son desde mayo de 2021 zonas libres de fiebre aftosa sin vacunación y se sumaron a Santa Catalina, que hasta entonces era el único estado con certificación internacional de libre sin vacunación.

Desde 2004 se había autorizado a los abastecedores a traer carne desosada para el abasto, pero la industria frigorífica no podía hacerlo.

“Toda industria exportadora estaba imposibilitada de importar carne para distribuir al mercado interno”, recordó en su momento el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos.

Ahora, cuando cumplan las garantías de segregación del producto, porque el importado deberá exclusivamente ser destinado al mercado interno, podrán hacerlo.

Deberán presentar un plan ante la Dirección General de Servicios Ganaderos, garantizando que la carne importada no puede ingresar al circuito destinado a la exportación. Uruguay solo puede exportar carne bovina procedente de animales nacidos, criados y faenados en el país y las máximas garantías de que se cumple con esos requisitos de los mercados, es la trazabilidad obligatoria de todo el rodeo bovino.

Fuente: Rurales El País