Los productores vuelven a recibir el precio «lleno» del trigo

La diferencia entre el precio local y el FAS teórico es mínima, con las intervenciones, llegó a haber una brecha de hasta 70 dólares.

La recuperación del trigo se observa en todos los órdenes: desde los pronósticos de cosecha en sus máximos niveles históricos hasta los mejores márgenes para los productores.

Sobre este último punto, la campaña 2016/17, la primera «libre» de restricciones desde que el Gobierno intervino este mercado casi diez años atrás, está permitiendo que el precio que se les paga a los productores por el cereal sea casi el mismo que el valor que tiene para la exportación.

Cabe recordar que, en los últimos años, la brecha entre el valor local y el FAS teórico llegó a estar en 70 dólares la tonelada, uno de los tantos desalientos para la producción triguera.

Análisis

«Con negocios de trigo FOB a 175 dólares por tonelada, obtenemos un FAS teórico de 159 dólares, frente a los 157 dólares con que aproximadamente se puede operar el trigo disponible en Rosario», señala Lorena D’Angelo, de la directora de Escenarios Granarios, publicación semanal de análisis de mercados del Centro de Gestión Agropecuaria de la Fundación Libertad.

Y continúa: «Así, la diferencia de precio entre el valor que obtiene el exportador por vender el cereal al exterior y el precio real del mercado doméstico es muy baja, obteniendo el productor de trigo casi el precio lleno cuando desde hace varios años no se lograba en cosecha dicho valor.

Recordemos que se llegó a tener diferencias de hasta 70 dólares en dicha relación que perjudicaba al productor triguero».Cabe recordar que, en los últimos años, la brecha entre el valor local y el FAS teórico llegó a estar en 70 dólares la tonelada, uno de los tantos desalientos para la producción triguera.

Análisis

«Con negocios de trigo FOB a 175 dólares por tonelada, obtenemos un FAS teórico de 159 dólares, frente a los 157 dólares con que aproximadamente se puede operar el trigo disponible en Rosario», señala Lorena D’Angelo, de la directora de Escenarios Granarios, publicación semanal de análisis de mercados del Centro de Gestión Agropecuaria de la Fundación Libertad.

«Hoy podríamos decir que el mercado de trigo volvió a la normalidad, cuando el maíz ya lo había hecho hace ya varios meses y la soja nunca dejó de hacerlo (a pesar que todavía continua con retenciones). De lo que observamos en los últimos meses, en el mercado local, podemos concluir que el 2016 comenzamos a andar un mejor camino donde todos debemos seguir trabajando. Con mejores reglas de juego y el dialogo, el 2017 puede ser exitoso», completa D’Angelo.