Las proyecciones vínicas han logrado un equilibrio luego de varios años, como consecuencia de que los stocks técnicos en el país al 1 de junio de 2021, se redujeron a 4,6 meses, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

El Instituto Nacional de Vitivinicultura registró una existencia de 10.242.600 hectolitros de vino viejo (2019 y anteriores) y 10.785.200 hectolitros de vino nuevo (actual cosecha), lo que totaliza un volumen de 21.027.800 hectolitros para todo el país.

Anteriormente el stock técnico se ubicaba en los 6.9 meses, por lo que la reducción representa potencialmente un escenario favorable para el precio que reciben los productores, aunque eso dependerá de la repercusión económica que tenga la pandemia del COVID-19 en la actividad.

Desde el INV señalan que la baja en el stock responde a tres factores: el aumento de las exportaciones durante enero-abril de 2020 (con crecimientos del 58% de las ventas externas de vino a granel y del 19% de mosto concentrado); el repunte del 4% de las ventas en el mercado interno; y la disminución del 20% en la cosecha 2020.

En cuanto al grado alcohólico unificado 2019-2020 para vinos genéricos, se determinó 12,8% v/v para el vino blanco, y 13,2% v/v; para el vino tinto en Mendoza; mientras que, en la provincia de San Juan, el vino blanco quedó en 13,2% v/v y el tinto en 12,9% v/v.