Manejar eficientemente un tambo: Para eso está la gestión

La columna de gestión de Grupo Cencerro.

tambo

En Grupo Cencerro nos gusta hablar de lechería. Esto sucede porque es una actividad que, es sabido, necesita y mucha atención en los números mes a mes por la velocidad del negocio.

Como decimos siempre, nuestro trabajo se basa en transformar a los productores en gerentes agropecuarios, pretendemos que todos aquellos que se dedican a la lechería sean más conscientes de lo necesario que es aplicar gestión económica financiera en la producción de acá a futuro.

Se entiende a la lechería como una actividad muy afectada por los altos costos de producción. La mayoría de los tambos chicos arroja una rentabilidad negativa. Allí queremos apuntar en Grupo Cencerro para lograr que se produzca un cambio.

Lo que planteamos es que en las producciones lecheras hay una fuerte necesidad de que se de un agregado de valor urgentemente. Es clave en esta actualidad modificar la visión en esas producciones para obtener una mayor rentabilidad. Desde la mirada de los números nos es inevitable invitar a los productores a lanzarse a la gestión económica financiera en búsqueda de mejorar su negocio.

Lee también: Miden la radiación del sol para mejorar el rendimiento de los cultivos

Desde nuestra experiencia, y sumando a lo que dicen otros profesionales del agro, en un tambo son vitales tres claves para su buen funcionamiento. Estas son la alimentación, la sanidad y su manejo, siendo esta última donde siempre parecen fallar la mayoría de las empresas lecheras.

Con una mayor medición de números, cualquier tambo puede alcanzar una buena rentabilidad. Es clave tener en cuenta que muchos de los productores lecheros también cuentan con otras producciones con el objetivo de achicar los riesgos, por lo que es necesario ser aún más eficientes con los números.

El negocio del tambo, por sus ingresos y gastos importantes, debe ser medido mes a mes. Pero hay otro factor clave en todo esto. ¿Cuál es? Es que en estas empresas hay una producción diaria, lo que lleva a la administración a tener que realizar un análisis muy fino de los números.

Con un cierre mensual, incluyendo todos los costos, se logrará que no se escape ningún dato y también que sea más fácil tomar decisiones en lo productivo. Por ejemplo, se podrá ver si es necesario y posible abaratar costos de producción o no para las dietas.

Con la gestión económica financiera a disposición, una empresa lechera obtendrá también la oportunidad de evaluar otros canales para percibir ganancias. ¿A qué nos referimos? En Grupo Cencerro, en los tambos a los que acompañamos, sugerimos seguir de cerca lo que es la venta de vacas rechazo y terneros machos. Con ello, cada diez litros de leche que se facturan, hacemos lo mismo con uno o dos kilogramos de carne.

La lechería debe adentrarse sin lugar a dudas en los cambios a futuro. Tanto en lo productivo como en lo administrativo se necesitan modificaciones en sus métodos para así facilitar el ingreso de las generaciones futuras. Desde lo que nos compete, y como siempre decimos en Grupo Cencerro, hacer gestión es cuidar el futuro de las empresas agropecuarias.

De acá en adelante planteamos un nuevo paradigma para las empresas lecheras, uno en el que se lancen a una nueva manera de administrar el negocio con mejores herramientas que permitan un óptimo ejercicio.

Ya son cada vez más los productores lecheros los que se animan a hacer gestión en sus empresas. Para terminar, te compartimos el caso de una empresa lechera que comenzó hace poco a trabajar junto a nosotros. Accedé haciendo click aquí.