Massa prometió una respuesta al campo para el 1 de febrero

El ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió con los integrantes de la Mesa de Enlace y otras entidades agropecuarias en la sede del INTA de la ciudad bonaerense de Castelar.

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó que muchas de las necesidades planteadas por la Mesa de Enlace a raíz de la sequía son de «rápida resolución» por parte del gobierno, a la vez que se comprometió a brindar una respuesta a principios de febrero.

«Sabemos que muchos de los temas que han planteado públicamente en el día de ayer a partir de la convocatoria son de resolución rápida y fácil de parte nuestra», señaló Massa durante el encuentro con los integrantes de la Mesa de Enlace y otras entidades agropecuarias en la sede del INTA de la ciudad bonaerense de Castelar.

Según el Palacio de Hacienda, el ministro añadió la importancia de dejar «transparentados» todos los problemas con el objetivo de que «las iniciativas que tome el Gobierno tengan la participación en la discusión de las distintas entidades de productores».

«Esto requiere de una mirada macro de todos nosotros, respuesta rápida y queremos tomarnos no más de cinco días de trabajo juntos para después establecer esas respuestas», explicó el ministro.

En este sentido, indicó que «el 1 de febrero tenemos que estar dando respuestas. Creo que ese es un trabajo compartido de todos, zona por zona, actividad por actividad».

«Entendemos la gravedad de la situación. Sabemos del impacto en la ganadería, en las economías regionales y también en algunas siembras tradicionales«, dijo Massa.

De hecho, aclaró que entiende al campo «como uno de los pilares y motores de la economía argentina y tenemos todos la responsabilidad de trabajar sin prejuicios ni políticos, ni ideológicos».

«Estamos acá en esta mesa para describir problemas y buscar soluciones. La situación en la Argentina no es la situación de un país con enormes capacidades de intervenciones del Estado, por razones que ya conocemos: endeudamiento, dificultades de acceso a los mercados», explicó.

Leé tambiénLa Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó la proyección de la cosecha de maíz

Más allá de estas limitaciones, destacó que «si uno de los grandes motores de la economía argentina tiene problemas, lo que tenemos que hacer es tratar de repararlos y garantizar que ese motor siga funcionando lo mejor posible».

Así como reconoció que algunos de los reclamos son de fácil resolución, advirtió que «hay otros que son de más difícil solución y en todo caso lo que podemos hacer es trabajar en miradas paliativas en el corto y largo plazo».

El ministro advirtió que en «muchas de las cuestiones de las emergencias también vamos a necesitar de la colaboración de las provincias y los municipios».

«Nuestra mirada estará puesta de manera genuina en los sectores lastimados, sin usar la coyuntura para que algunos sectores, que a lo mejor no tienen dificultades, pretendan sacar ventaja», señaló.

El ministro aprovechó la oportunidad para recordar que «con el trabajo conjunto con el Congreso, tener la Ley Agroindustrial nos va a permitir que muchas de estas cuestiones que hoy las tenemos que andar resolviendo de manera mecánica en el trabajo articulado con las entidades, tengan respuesta automática en la propia ley».

La mirada del secretario de Agricultura

Por su parte, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, afirmó que a partir de la semana que viene se convocará a una mesa de trabajo para elaborar propuestas y encontrar soluciones.

«Se percibe alguna perspectiva de mejoramiento en el corto y mediano plazo, que será gradual, todo indica que vamos saliendo del periodo de La Niña e ingresando en un periodo de normalización para el trimestre marzo-mayo», subrayó Bahillo.

Más allá de esta eventual mejora climatológica, Bahillo explicó que por más que las lluvias sean inmediatas «no van a solucionar las problemas que ocasionó la sequía porque existen los ciclos productivos».

Fuente: Télam