Tras un conflicto gremial, los trabajadores de ATILRA paralizaron completamente la fábrica de Gral. Rodríguez con un “quite de colaboración” por tiempo indeterminado.

Desde la empresa emitieron un comunicado a efectos de informar que, súbitamente y de manera sorpresiva, la seccional General Rodríguez del gremio ATILRA ha decidido llevar a cabo una nueva medida de fuerza, en el Complejo Industrial Pascual Mastellone, de General Rodríguez, la cual tiene mayor alcance que las anteriores.

Esta sorpresiva medida, carente de toda proporcionalidad y racionalidad, se toma luego de finalizar los períodos de conciliación obligatoria y voluntaria, dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación y en momentos en que ambas partes estaban manteniendo canales de diálogo cerca de alcanzar un acuerdo satisfactorio, por lo que nos da a entender que subyacen otros objetivos que los declamados y que consideramos están vinculados con  los hechos de violencia registrados en la Compañía el pasado 26 de febrero de este año.

En relación con el mismo, informamos que hemos finalizado el debido proceso interno para esclarecer lo ocurrido y, en base a lo cual hemos tomado las debidas medidas disciplinarias, reafirmando así nuestro compromiso de ejecutar todas las acciones que sean necesarias para garantizar la seguridad y bienestar de los colaboradores que en forma diaria y responsable cumplen con sus tareas laborales.

Motiva la presente comunicación a los efectos de informar que esta medida gremial, de continuarse, afectará seriamente a la recolección de leche de los tambos, la industrialización y distribución de nuestros productos y, por lo tanto, pondrá en riesgo no sólo el normal desenvolvimiento de la Compañía, sino fundamentalmente a todo nuestro personal, produc-tores, proveedores y consumidores», concluye con comunicado.

El Complejo Pascual Mastellone de General Rodriguez, en la Pcia de Buenos Aires en dias normales recibe 3.000.000 litros diarios. Las autoridades de la empresa, conocen que el productor no puede entregar su produccion y así se perdería todo lo que los tambos producen.