Según el Índice del Mercado Inmobiliario de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (InCAIR), el  mes de mayo había registrado una suba de 25 por ciento en comparación con abril. Este nuevo indice, respecto al mes de junio, registra un crecimiento de 39,46 puntos, lo que representa una nueva suba en la actividad del mercado equivalente a 87,5 %. De la comparación entre junio de 2020 y junio de 2019, la baja registrada fue de 15 por ciento.

Desde las elecciones generales del año pasado, el mercado inmobilario rural mantuvo una fuerte tendencia a la baja. El actual cambio de tendencia pareciera reflejar una maduración del sector  ante tanta adversidad. 

Desde CAIR aseguran que es probable que el incremento en la actividad durante estos meses de pandemia esté relacionado con la consolidación de la baja de los valores de los campos y la mayor fortaleza del dólar.