«Observatorio Forrajero La Rioja», una plataforma para estimar la disponibilidad forrajera

Una herramienta para la estimación satelital de la producción forrajera en diferentes sitios de pastizales y pasturas de los Llanos de La Rioja.

observatorio la rioja

Los Llanos de La Rioja es una región semiárida, en la cual la alimentación del ganado depende casi con exclusividad del aporte forrajero de la vegetación nativa. Esta área se caracteriza, dependiendo de los sitios de pastizal, por la disimilitud en cantidad, calidad y accesibilidad forrajera. Por esta razón, resulta importante mantener una cantidad de animales en consonancia con la disponibilidad de alimento en cada potrero, por ejemplo.

Walter Agüero, especialista del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) La Rioja, explicó: «Es una herramienta que brinda información cuantitativa sobre la producción de forraje de cualquier sitio de un campo, en diferentes momentos del año, todos los años, disponible para quien la requiera».

“Es necesario conocer cómo varía la cantidad de forraje tanto en el tiempo, es decir, entre meses y a su vez entre años, como así también, en el espacio”, expresó Agüero. Debido a esa variabilidad en la cantidad de forraje, desde el INTA La Rioja se realizaron investigaciones con el propósito de ajustar un protocolo para el seguimiento forrajero satelital en pastizales naturales y pasturas implantadas de la región.

Lee también: Avanzan en los estudios para el control biológico de plagas en yerba mate

El Observatorio Forrajero La Rioja permite consultar la producción de forraje de cualquier sitio de pastizal de los Llanos de La Rioja desde el año 2000 hasta la actualidad, señaló el especialista. Dicha herramienta se encuentra en una plataforma web interinstitucional –administrada por el INTA, la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea)– y es de acceso libre para los usuarios.

Vista panorámica de la fisonomía de la vegetación de un sector de los Llanos de La Rioja

Desde la plataforma permite seleccionar la región de interés dentro de los Llanos de La Rioja, a partir de un Mapa de Subregiones de Suelo y Vegetación, y brinda información del tipo de recurso forrajero de una determinada subregión, permite estimar la producción forrajera y también seleccionar el período de interés.

De esta manera, la herramienta facilita un gráfico con la curva de producción forrajera mensual en kilogramos por hectárea; otro donde la curva de producción forrajera mensual actual se presenta en relación a datos históricos; y una tabla con los datos de dichos gráficos, los cuales pueden ser descargados.

“El Observatorio Forrajero La Rioja permitió alcanzar una meta tecnológica muy importante respecto al monitoreo y planificación forrajera de sistemas ganaderos pastoriles de los Llanos de La Rioja”, destacó Walter Agüero.

Esta herramienta puede ser utilizada por diversos actores vinculados con la producción ganadera y la conservación de recursos naturales de la región.

Ganado bovino pastoreando en parcelas con pastura de buffel-grass implantada.

Visión satelital

Los satélites que giran periódicamente alrededor del planeta llevan montados sensores que detectan la cantidad de energía solar reflejada por la cubierta terrestre, particularmente la luz roja e infrarroja cercana. Esta energía solar es reflejada de distintas maneras en sitios con diferente vegetación durante una misma época del año, y también varía entre momentos del año para un mismo sitio.

Para estimar la cantidad de forraje es importante conocer la cantidad de energía roja e infrarroja cercana reflejada en un lugar y momento determinado, su relación se conoce como índice verde.

Walter Agüero explicó que, en general, un mayor índice verde implica más producción de forraje, mientras que cuando el pastizal se seca durante el invierno o pierde cobertura por degradación debido al sobrepastoreo y aumenta el suelo descubierto, este índice disminuye.

Sitio con evidencias de elevado nivel de degradación en subregión de “la Bajadas”.

Con esta información, el INTA realizó investigaciones para ajustar un protocolo para el seguimiento forrajero satelital en pastizales y pasturas de la región. “Se trata de modelos que calculan la producción de forraje mensualmente, a partir del índice verde provisto por el sensor MODIS del satélite TERRA”, explicó el especialista, y agregó que adquiere datos una vez al día desde el año 2000 para un nivel de detalle espacial de hasta 250 metros.

Fuente: INTA Informa