En medio del paro de transportistas, que impiden la circulación de camiones con carga de granos, Coninagro pidió “libertad de tránsito, comercio y trabajo”.

“En democracia todo conflicto sectorial debe plantearse en las vías institucionales intermedias que cumplen tal función. Irrumpir en un reclamo cortando las rutas sólo precipita una escalada del conflicto”, expresó la entidad.

En ese sentido, señaló que la actualización de tarifas referenciales se realiza en reuniones previstas en forma anual, y recordó el 20 de enero de este año se acordó que el 4 de febrero se tratará este asunto en la Mesa de Tarifa. Por ello, le pidió al Estado Nacional “arbitrar ante los organismos de seguridad competentes el normal tránsito y la seguridad vial, de bienes y personas señalando la ilegitimidad y falta de representatividad institucional de la protesta”.

“Coninagro desconoce y condena todo reclamo que redunde en un accionar de hecho que perturbe o impida la libertad de tránsito, comercio y trabajo, toda vez que está en agenda de esta entidad gremial, como es habitual, abordar la problemática en el ámbito que corresponde”, disparó.

Además, la entidad pidió una audiencia con el ministro de Transporte de la Nación, y sugirió que “arbitren las autoridades de Seguridad Nacionales y Provinciales para garantizar el ejercicio pleno de nuestros derechos consagrados en la Constitución”.