Paro de transportistas

Tras casi 20 días del paro que encabezan los transportistas autoconvocados, siguen los cortes de ruta. Vale recordar, que el conflicto comenzó el 16 de enero cuando los manifestantes se refirieron a la emergencia económica que atraviesa el sector por los altos costos logísticos que deben afrontar, lo que incluye peajes, combustibles, tarifas, entre otros.

En este contexto, los presidentes de las cuatro cadenas de los cultivos más importantes- ACSOJA, ARGENTRIGO, ASAGIR, MAIZAR- pidieron al Estado intervención urgente para detener «un sistema de reclamo que ponen en riesgo el abastecimiento». 

Lee también: Aseguran que por el paro de transportistas se demoraron cargas por US$ 76 millones en el puerto de Bahía Blanca

El comunicado de las cuatro cadenas sobre el paro de transportistas

Un tiro en la sien: La Argentina necesita que el estado arbitre en forma urgente los medios para detener un sistema de reclamo que ponen en riesgo el abastecimiento

Llevamos casi 20 días de un paro de transportistas autoconvocados que tiene paralizadas las rutas, rehenes a los viajantes y desabastecidas las industrias, mercados, puertos y producciones de transformación. Argentina no puede en tiempos de Covid absorber un parate de esta magnitud.

Este reclamo, cómo cualquier otro, debe ser canalizado por los instrumentos y las instituciones correspondientes, pero nunca dejar que escale el nivel del conflicto al punto de interferir con el normal desempeño del estado y de los derechos garantizados por la constitución. Esto ha sido bien resuelto días atrás por la provincia de Santa Fe, donde han logrado volver sus puertos a la normalidad, situación que lamentablemente la provincia de Buenos Aires no ha replicado.

Lee también: Basterra se reunió con los acopiadores por el conflicto que paraliza el transporte de granos

Instamos a las partes a la reflexión y, particularmente a las autoridades pertinentes, a tomar resoluciones definitivas en la reunión del 04 de febrero próximo, que permitan al país volver a la normalidad.