Desde que se inició, esta semana, el paro de transportistas complica la circulación para los camiones de carga de granos en los accesos a los puertos y en distintos puntos claves para el sector agroindustrial.

En ese marco, en las últimas horas el gobierno de Santa Fe decidió liberar la circulación y lo comunicó en forma oficial a través del Ministerio de Seguridad, que ordenó a la policía de la provincia que intervenga para “restablecer el orden en el tránsito”.

“Las disrupciones promovidas por este puñado de individuos constituyen riesgos a la seguridad vial, el bienestar y la vida de las personas”, señaló, al tiempo que aseguró que la medida de fuerza constituyó un “delito”.

La decisión fue celebrada por entidades del sector, como la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA), entidad decana de la industria frigorífica que nuclea empresas de todo el país que faenan o procesan carnes vacunas, porcinas y equinas, y CIARA y CEC, que representan a los aceiteros y exportadores de cereales.