La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, dijo este viernes que es necesario tomar medidas frente al incremento de los precios internacionales de los alimentos, para «cuidar la mesa de los argentinos».

«No me parece que tengamos que pagar el aceite de girasol, maíz, trigo, a precios internacionales; eso no quiere decir que no exportemos sino que hay tomar medidas en la administración de las exportaciones para impulsar cada vez más las exportaciones, pero hacerlo con un cuidado del mercado interno y cuánto se paga la comida acá en Argentina», dijo Español en diálogo con FM Urbana.

Señaló que estas medidas «se llamarán retenciones, encajes, lo que está claro es que no podemos no hacer nada frente a este incremento de los precios internacionales».

Consultada sobre si está en estudio subir las retenciones, dijo que «todo está en análisis, nosotros necesitamos cuidar la mesa de los argentinos y esa vocación la tenemos en todo el Poder Ejecutivo».

Lee también: Intervención en el mercado de las carnes: el Gobierno crea el registro de exportaciones

Español afirmó que «las exportaciones no se van a prohibir ni limitar siempre y cuando tengamos un buen cuidado del mercado interno; tengo absoluto convencimiento que se puede hacer, vamos a seguir trabajando con los acuerdos y monitoreando el mercado interno».

Acerca de la carne, señaló que con el troceo para la comercialización «a la mesa de los argentinos va a llegar el mismo corte, nada más que se puede cortar en el frigorífico».

De este modo, detalló: «Queremos controlar lo que exportan para mejorar, que no haya exportadores que estén exportando de una manera poco transparente, estamos creando precios de referencia para que no se subfacturen las exportaciones y estamos generando un registro para tener la información suficiente para administrar en función también del abastecimiento interno».

«Esto no quiere decir ir en contra de las exportaciones; tenemos suficiente producción y capacidad actual y futura exportadora para hacer las dos cosas», remarcó.

Por otra parte, se refirió a Precios Máximos y dijo que debe tener «una salida ordenada y poniendo el foco de cuidar los precios de los alimentos».

«Yo entiendo la situación de las empresas, pero el 2020 fue un año difícil para el mundo, y las empresas alimenticias tuvieron el beneficio de que exista el IFE y el ATP que se destina al consumo de comida», concluyó.