El segmento de las pick-up medianas en Argentina es uno de los más competitivos que hay en el país. Son varias las empresas que están dentro del mismo y de a poco otras empiezan a involucrarse. La última en hacerlo oficialmente fue Renault, quien le apuntó de lleno con la Alaskan, una camioneta de producción nacional. La misma la pudimos testear en su versión tope de gama llamada Iconiq y estas son las características que tiene.

Esta camioneta, que se fabrica en la planta de Santa Isabel, copia muchas cosas de la Nissan Frontier, vehículo con la que comparte línea de producción. Algo en lo que es exactamente igual es en el chasis y suspensión, dos grandes virtudes. El primer de ellos porque se trata de uno que es robusto y se la banca. El segundo porque combina resortes, con eje rígido y sistema multibrazos que le dan un gran confort de marcha a esta pick en cualquier terreno. Además, tiene tracción 4×4 con reductora.

Si hablamos del motor tenemos que decir que en esta versión en particular tiene un impulsor 2.3 con dos turbos, el cual puede emplear 190 caballos de fuerza y 450 Nm de par. Esta misma opción está disponible para otras dos versiones que son la Emotion e Intense. La única que no lo posee es la Confort, la entrada a la gama, que tiene uno 2.3 con un solo turbo, 160 caballos de fuerza y 403 Nm de par. Volviendo al vehículo testeada, este tiene una caja automática de 7 marchas, la única opción de todas que la posee, todas las otras son manuales de 6 velocidades.

Yendo al consumo hay que decir que lo que nos marcó fueron 12 litros aproximadamente en ciudad cada 100 kilómetros y 10,5 cada 100 en Ruta, a una velocidad de 130 km/h. Su tanque de combustible tiene capacidad para 80 litros.

Cuando vemos el diseño de esta camioneta nos damos cuenta que es claramente una Frontier salvo por la trompa, el gran diferencia visual que tiene. La parte frontal tiene la característica de ser claramente una Renault. Lo que llama la atención de esta versión Iconiq son los cromados en algunos lugares, por ejemplo en los detalles de la parrilla, los marcos de las luces adicionales, el cubre carter, los espejos laterales, manijas y la barra de la caja. Las dimensiones de esta camioneta son 5,32 metros de largo, 1,85 de ancho (sin espejos), 1,81 de alto y 29 centímetros de despeje.

Al dirigirnos a la parte trasera de esta Alaskan vemos una caja muy cómoda, con capacidad de carga de una tonelada, de las mejores del segmento. Las dimensiones son de 1,36 metros de ancho, 1,44 de profundidad y 48 centímetros de alto. Allí nos encontramos con un cobertor negro, 4 anclajes para sujetar la carga y un toma corriente de 12 volts para conectar lo que se necesite, sea un electrodoméstico o una máquina para trabajar.

En el interior, muy cómodo para todos los pasajeros, el tapizado es de cuero, tanto para los asientos como para el volante, el cual no puede regularse en profundidad pero sí para arriba y abajo. Lo que sí puede regularse fácilmente es el asiento del conductor gracias al sistema eléctrico que tiene.

Dentro del equipamiento se destaca una cámara 360 de retroceso, un equipo de audio disponible para Android y Apple, más una pantalla táctil de 8 pulgada idéntica a la que tiene Frontier. El encendido del auto es por botón con llave inteligente. A su vez, cuenta con un techo de vidrios que puede abrirse y cerrarse de manera eléctrica. Otro gran detalle que tiene esta versión es que cuenta con asientos delanteros calefaccionados.

Y el último ítem que vamos a tocar es el de la seguridad. Esta versión en particular cuenta con 6 airbags, algo correcto. Sin embargo, las demás versiones cuentan con tan sólo 2, algo a tener en cuenta y quizás lo más criticable. Más allá de eso también posee cinco apoyacabezas, frenos ABS, control de estabilidad y asistencia de arranque en pendiente. No tiene ayudas a la conducción como por ejemplo control de crucero adaptativo, alerta de colisión o asistencia de cambio de carril involuntario que sí lo tienen otras camionetas en el segmento.

El precio de esta camioneta es de 4.134.000 de pesos y posee una muy buena garatía: 5 años o 150 mil kilómetros, lo que suceda primeros. Vale aclarar que la gama comienza con un precio de 2.359.000 con la Confort 4×2. La conclusión final de la Alaskan es que es un vehículo muy vistoso, con buen confort de marcha y con excelente capacidad de carga. Todo respaldado por una marca muy querida por los argentinos que es Renault, sumado al gran distintivo que es de fabricación nacional.