Restricciones hídricas: se perdieron 100.000 hectáreas de trigo pero mejoró el cultivo en las principales regiones cerealeras

trigo

Debido a las restricciones hídricas que se produjeron de manera continua en las regiones extra pampeanas, la Argentina perdió 100.000 hectáreas de trigo, mientras que la superficie en “carrera” es de 5,9 millones de hectáreas. Mientras tanto, tras las abundantes lluvias recientes, mejoró el cultivo de trigo en las principales regiones productoras.

“En la última semana la condición hídrica adecuada/óptima aumentó 5,3 puntos porcentuales tras las lluvias registradas que se concentraron fundamentalmente sobre las regiones del centro y este del área agrícola”, indicó este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

“Se espera que, luego de la prolongada escasez de humedad que afectaba al cereal en zonas clave como los núcleos norte y sur de la zona pampeana, en el transcurso de los próximos días se interrumpa la caída de la condición del cereal que comprometía el potencial de rendimiento en estas zonas”, añadió.

No obstante, en las regiones más afectadas por la seca, donde el trigo se encuentra en estadios más avanzados de desarrollo, los aportes de agua fueron escasos a nulos y no aliviarían la situación de estrés que continúa impactando negativamente en las proyecciones de rendimiento.

En cuanto al cultivo de cebada, las precipitaciones ocurridas oportunamente durante los últimos días mejoraron también la condición hídrica de los lotes implantados en la mayor parte de la región pampeana, donde el 41% ya ha iniciado la etapa de encañazón y el 11% ya transita la fase de espigazón.

De todas maneras, sobre el norte de La Pampa y el oeste de Buenos Aires, donde el 85% de la superficie implantada se encuentra en pleno macollaje, la falta de humedad condiciona el rendimiento potencial del cultivo de cebada.

Sobre el sur de Buenos Aires, donde la condición hídrica de los lotes implantados se encuentra entre adecuada a óptima, salvo excepciones puntuales, 652.000 hectáreas se encuentran en pleno macollaje. “Cabe destacar la ocurrencia de heladas para dicha zona durante la última semana que podría causar algún daño foliar”, indicó la Bolsa de Cereales.