maquinaria

En el marco de la Jornada Nacional del Agro (JONAGRO) organizada por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores y otros equipamientos Agrícolas, Viales, Mineros, Industriales y Motores (AFAT) participó del evento virtual a través del Ing. Agr. Andrés Méndez, director de Innovación Tecnológica y Buenas Prácticas Agropecuarias del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Mendez, que disertó sobre “Los pilares del futuro de la maquinaria agrícola”, afirmó “dentro de muy poco se pretende llegar a 200 millones de toneladas de granos, para lo cual el rol de la maquinaria agrícola va a ser fundamental”. Según indicó, el rendimiento y la rentabilidad están relacionados con el incremento de la fertilidad y todo lo que son variedades, agua, densidad de siembra, insectos, malezas, enfermedades, limitantes del suelo, etc. “Ambos, rendimiento y rentabilidad, merman en medida que algunos de esos puntos no se tienen en cuenta”. De acuerdo con el consultor, “uno de los puntos más fuertes en lo que es el aumento del rendimiento y la cantidad de granos cosechados está relacionado con la maquinaria agrícola”.

Así, explicó que hoy la tecnología es parte de la revolución de la agricultura, aportando el aumento de los rendimientos, tanto en siembra, como en pulverización y cosecha. En ese sentido, destacó que “hoy en día en la siembra y en la cosecha se logran muy buenos resultados por la mejora tecnológica, no solamente de las tecnologías duras sino de las aplicadas”. Y agregó: “La pandemia ha hecho que todo lo virtual impacte mucho más. “Tenemos que entender que la tecnología en la que invertimos hace más simple su implementación y su amortización”.

Por otra parte, hizo referencia a que la maquinaria es cada vez más grande: “La tecnología hizo que una máquina de 800 caballos de fuerza sea eficiente y esto se logra a través de aplicaciones y automatismo en tiempo real”.

De acuerdo con Méndez, otros equipamientos que están siendo menos utilizados pero que se van a utilizar cada vez más, sobre todo teniendo en cuenta el tema de calidad de granos, son los sensores de proteína y humedad. Estas mediciones permiten hacer una segregación a campo en tiempo real. Además, indicó que las forrajeras han pegado un gran salto y son cada vez más eficientes y que los tractores vienen todos con piloto automático. “El camino hacia donde se está yendo es el adecuado: robótica, automatismo y tecnificación”, expresó.

Méndez hizo hincapié en el concepto de “desaprender” en el sentido de mirar de manera crítica lo que ya sabemos, y ser conscientes de que lo que funcionaba ayer, hoy probablemente no lo haga: “Apuntamos a la transformación digital, que es lo que hemos visto ahora en la pandemia. Las transacciones digitales es lo que se viene en el campo del futuro. Estamos siendo mucho más eficientes”.

En cuanto al desarrollo tecnológico del sector en Argentina y el mundo, Méndez explicó que las startups hoy incorporan a todas las tecnologías ligadas al sistema agropecuario: desde una plataforma de venta de insumos y productos agropecuarios, imágenes satelitales que facilitan la toma de decisiones, a equipamientos aplicados a la maquinaria agrícola.

“AgTech es la tecnología puesta en la maquinaria o en el sector agropecuario en general”, aseguró. Se incorporan la internet de las cosas, Big Data y agricultura de precisión, robótica y automatización, tecnología aplicada al gerenciamiento y al desarrollo, tecnologías en comercialización y logística, y eficiencia energética.

En el cierre de su disertación, expresó: “somos uno de los países que produce con menor cantidad de insumos, tenemos siembra directa, hacemos rotaciones, estamos yendo a lo que son sensores selectivos que ayudan en la huella de carbono y la huella hídrica”. Y agregó: “Lo que se viene es la robótica que es un sistema multipropósito, un equipo eficiente en todo el sistema, eléctrico, que engloba Agtech, comunicación, digitalización y software”.

De acuerdo con Méndez, “va a haber una convivencia entre la robótica y la maquinaria grande. Creemos que va a cambiar muchísimo el sector agropecuario en los próximos años. “Nos espera un futuro interesantísimo”, concluyó.

Las empresas que nuclea AFAT son líderes a nivel local e internacional, y ofrecen al mercado tecnología de vanguardia en pos del crecimiento de uno de los sectores más importantes de la economía argentina. La Asociación se centra en dos grandes ejes de trabajo sobre los que considera hay que avanzar para apuntalar el potencial de crecimiento de la maquinaria agrícola: la competitividad y el desarrollo. El primero se refiere a temas claves como son el empleo, el financiamiento, la calidad y los costos, entre otros. En lo que respecta al desarrollo se enfoca en la tecnología, los proveedores, la modernización del parque actual de maquinaria y la conectividad, claves para la adopción de las nuevas tecnologías.