gestión de empresas a través de whatsapp

Un productor agrícola ganadero del sudoeste de la provincia de Buenos Aires llamó a Grupo Cencerro para empezar a trabajar la gestión de su empresa agropecuaria. El objetivo que planteaba era bien concreto: tener sus números en orden y tomar mejores decisiones económicas, financieras y productivas.

Escuchá la columna de Ezequiel Cruz- Grupo Cencerro en Agrolink Radio

Cuando trabajamos la gestión, desde Grupo Cencerro analizamos la información de nuestros clientes en función de los tres niveles: productivo, económico y financiero. Por lo general, para levantar esa información capacitamos a un miembro del establecimiento a quien le asignamos ciertas tareas. Esta información se analiza periódicamente para que luego el productor tome mejores decisiones. Sin embargo, el problema en este establecimiento era que no contaba con personal capacitado para gestionar y cargar información de forma prolija y sistematizada en excel u otras herramientas.

La falta de personal calificado es un problema recurrente. Cuesta mucho encontrar personal con manejo de herramientas de gestión, lo que deja en evidencia una de las patas débiles del campo argentino.

Lee también: Tomá nota: tres herramientas de gestión que no te pueden faltar para empezar a cosechar la fina

Solución

No siempre hace falta encontrar personal capacitado dentro de la empresa, sino que- mientras estén presentes los documentos necesarios- la gestión se puede realizar con otras herramientas- y creatividad- como por ejemplo el grupo de WhatsApp.

A través de la cámara del celular, fuimos dándole indicaciones muy concretas al personal sobre qué documentos necesitábamos recolectar. Entre fotos de los comprobantes de compras y ventas, remitos de insumos, órdenes de trabajo agrícola, etc. logramos recolectar la información y desde Grupo Cencerro nos encargamos de sistematizar y “cocinarla” para que pudiésemos analizarla y poner manos a la obra con las tareas de gestión.

Resultados

Logramos encontrar una metodología de trabajo sin tener que invertir en personal. De esta forma, nuestro cliente pudo ahorrar un costo estimado en 500.000 pesos al año y contar con herramientas de gestión para tomar decisiones en el día a día, algo fundamental – casi obligatorio – en las empresas agropecuarias.

Más allá de la solución que encontramos para este productor agropecuario, es evidente que el campo argentino está demandando empresas que se adapten a los tiempos que corren y utilicen todas las herramientas que hay en el mercado y, también, personal capacitado con facilidad para usar herramientas de gestión y nuevas tecnologías. Si queremos pensar el agro en grande y ser protagonistas globales, tenemos que dar este paso.