El subdirector general del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), Ramón Ayala, a cargo de la dirección general de este organismo, a partir de la renuncia del anterior director general, Ranulfo Eduardo Bazán, informó hoy que “seguimos trabajando firmemente para dar cumplimiento a la decisión judicial que dispuso el restablecimiento del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE)”.

Ayala confirmó la aceptación de la renuncia de Bazán al cargo que había asumido en diciembre pasado, dispuesta por el gobierno a través del decreto 529/2016, publicado hoy en el Boletín Oficial, y el agradecimiento del poder ejecutivo nacional al funcionario renunciante, por «los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo».

El actual director del RENATEA recordó el fallo definitivo de la sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, ratificando la inconstitucionalidad dispuesta por la Corte Suprema de Justicia, de los artículos 106 y 107 de la ley 26.727 de Trabajo Agrario que crearon este organismo.

La sentencia ordenó al estado nacional, a través del ministerio de Trabajo,  que cumpla con lo resuelto por la jueza del Juzgado Nacional de primera instancia, lo que en la práctica significa el restablecimiento del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores).

“Vamos a cumplir con la mayor rapidez posible, con el fallo de la Corte, ratificado por la Cámara, y habilitar cuanto antes la vuelta del RENATRE”, ratificó Ayala.

El histórico RENATRE fue creado por el gremio de los peones rurales (UATRE, por la ley 25.191, y durante más de una década, hasta el 23 de enero de 2012, su conducción y administración estuvo a cargo de un directorio integrado por cuatro directores de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), y cuatro directores en representación de las entidades empresarias agropecuarias: Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA), Sociedad Rural Argentina (SRA), y por dos síndicos representantes del ministerio de Trabajo.