Se da por concluida la ventana de siembra en las regiones del centro y norte del área agrícola nacional, sin poder cumplir con la intención prevista al inicio de campaña, indica la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En estas mismas regiones se reportan retrasos en el crecimiento y desarrollo del cultivo por falta de humedad y bajas temperaturas.

En paralelo, continúa mejorando la oferta hídrica en sectores de Buenos Aires, La Pampa y Entre Ríos, incentivando la incorporación de nuevos cuadros en la rotación y compensando el área inconclusa en sectores con déficit hídrico. Bajo este escenario, la proyección de
superficie a sembrar se mantiene en 6,5 MHa, de las cuales se encuentran sembradas a la fecha el 91,3 %.

La siembra de cebada ha cubierto el 80,6% de las 900 mHa proyectadas para la campaña en curso, registrando los mayores avances en las regiones Centro y Sudeste de Buenos Aires. La ausencia de precipitaciones y las bajas temperaturas continúan afectando lotes que inician macollaje en el centro del área agrícola.

Mientras tanto, nuevas lluvias agravan la falta de piso en el sudeste bonaerense, dificultando el ingreso de las sembradoras y la incorporación de nuevos lotes. Las perspectivas climáticas para la próxima semana mantienen la posibilidad de registrar un frente de tormenta que podría continuar demorando las labores de siembra del área remanente.

Por último, luego de relevar un avance intersemanal de 4 puntos porcentuales, la cosecha de maíz con destino grano comercial ya se ubica en el 90,4 % del área apta. Buenas condiciones del tiempo permiten que las labores sostengan un excelente ritmo, manteniendo un adelanto interanual de 29,4 pp.

Los rindes se encuentran cercanos a las expectativas de las últimas semanas, llegando a nivel nacional a un rinde medio de 82,5 qq/Ha. Bajo este panorama, la entidad mantiene la actual proyección de producción en 50 MTn.