Apicultura- Sistema de Aviso Preventivo

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) desarrolló una nueva herramienta digital para avisar a los apicultores en forma preventiva cuándo se van a aplicar pulverizaciones agrícolas en cercanía de apiarios con el fin de evitar efectos negativos en las colonias de abejas.

El Sistema de Aviso Preventivo (SAP) del Senasa es una herramienta informática que vincula datos de los apiarios a partir del Registro Nacional del Productor Apícola (Renapa) con datos que deben ser cargados en base a recetas agronómicas de aplicación y datos del aplicador. Este sistema requiere que se dibuje el polígono del lote o potrero donde se va a realizar la aplicación de los productos fitosanitarios y, a partir de este perímetro, se establece un radio dentro del cual se detecta la presencia de apiarios que pueden ser afectados.

Lee también: A partir de septiembre la carta de porte para el transporte de granos será digital

¿Cómo funciona?

Para garantizar la convivencia de estos sectores, el bienestar de las abejas y el cuidado ambiental, los municipios que adoptan el SAP habilitan a quienes tienen la responsabilidad de cargar la información contenida en las recetas de aplicación. Los actores habilitados ingresan al SAP y completan: fecha de aplicación, productos que van a ser aplicados y marcan los lotes o potreros donde se realizará la aplicación. Una vez guardada esta información, el sistema le informa la cantidad de productores apícolas que recibieron un correo electrónico con esta información y una guía de recomendaciones para prevenir efectos negativos en sus colmenas.

Esta información es recibida en el municipio para registro de estas actividades, dando la oportunidad de contactarse con los apicultores avisados para ampliar información sobre cuidados de sus colmenas.

Paralelamente, los apicultores que tienen su Renapa vigente y actualizado reciben un correo electrónico en el que se visualiza el lote donde se va a realizar la aplicación, el contacto del aplicador y del punto focal de su municipio. En el mismo correo se vincula una guía general de recomendaciones para el cuidado de sus colmenas.

El origen de este sistema lleva en la práctica más de cuatro años de implementación conjunta de las direcciones nacionales de Sanidad Animal y Protección Vegetal del Senasa a través de sus programas nacionales de Sanidad Apícola, y de Langostas y Tucuras a cargo de de los ingenieros Mauricio Rabinovich y Héctor Medina, respectivamente, con buenos resultados y donde nunca se detectó un apiario afectado en lugares donde se desarrollaron acciones de control de los acridios.

Aunque el Senasa recomienda adoptar esta herramienta digital para cuidar la sanidad apícola, su uso no es obligatorio. La decisión de implementarla le cabe a cada provincia o municipio, siendo sus autoridades quienes tienen la responsabilidad sobre las acciones, cuidados, protección, controles y fiscalización de las aplicaciones de fitosanitarios.