Variables claves para la gestión del tambo

Producción de litros, gastos operativos, eficiencia de conversión, y porcentaje adicional al ingreso de leche que aportan los ingresos de carne, son aspectos clave para la gestión del tambo. ¿Cómo las analizo?

tambo

En el sector agropecuario una de las tareas más difíciles es ordenar los números. Por nuestro contacto con productores, sabemos que hay muchos de ellos que intentan hacerlo y no logran los resultados esperados. En Grupo Cencerro creemos que asignar tiempo a esta práctica es fundamental para el futuro del agro.

Escuchá la columna de Juan Ballester- Grupo Cencerro- en Agrolink Radio 

Si hablamos de gestión en un establecimiento, debemos decir que siempre hay que analizar cada unidad de negocio con la que se cuenta y luego adoptar el gerenciamiento por separado. En esta columna abordaremos variables determinantes para el resultado del Tambo

En primer lugar, lo que debemos hacer es aclarar que el tambo es uno de los negocios más dinámicos del sector y eso hace que requiera una gestión prácticamente al día, determinando el margen bruto por litro producido al cierre de cada mes.

Lee también: Recría de vaquillonas de reposición: a campo, corral o mixta, ¿qué me conviene?

Para gestionar eficientemente un establecimiento que cuenta con producción de leche existen algunos puntos claves. A continuación te los contamos:

1. Producción de litros: resulta ser la herramienta principal del negocio. Nos sirve para
lograr una buena facturación y solventar los gastos fijos. Es clave en estos casos tener
un objetivo de producción para saber si estoy en umbrales apropiados según mi
modelo productivo
2. Gastos operativos: estos pueden ser los costos por suplementación, personal,
productos veterinarios/sanidad, mantenimiento de equipos de ordeñe entre otros. Es
vital hacer un monitoreo de ellos ya que forman parte del costo total.
3. Eficiencia de conversión: aquí se compara a la cantidad de litros de leche producidos
con los kilogramos de materia seca consumidos por las vacas durante la producción.
Aquí también debo entender cual es el rango deseable según mi modelo de producción
(con tendencia pastoril o suplementación)
4. Porcentaje adicional al ingreso de leche que aportan los ingresos de carne: en el tambo se genera un ingreso adicional que está relacionado a la producción de carne. Esto se da a en primer lugar a partir de la venta de vacas rechazo (terminaron su ciclo productivo). En segundo plano, se da la venta de terneros, novillitos o novillos (varía según hasta donde se llegó con la recría) ya que las hembras van a ordeñe y los machos se venden como carne. Otro hecho que hace a ese porcentaje adicional es la venta de las
vaquillonas preñadas, la cual se realiza en los establecimientos que cuentan con un
cierto límite de ordeñe por espacio, instalaciones y personal. Por último, se destaca el posible crecimiento del rodeo total, que en caso de darse, marcaría una diferencia en el inventario entre el inicio y cierre de la gestión.

En el caso de uno de nuestros clientes, él llegó a nosotros manifestando su necesidad por
contar con un mayor orden en sus números. Actualmente, con nuestro acompañamiento, tiene la oportunidad de tener más visión de su negocio. Sabe dónde está parado y puede tomar decisiones en base a datos concretos.

La diferencia reflejada es significativa y marca cómo funciona un establecimiento tambero
luego de comenzar a implementar una gestión económica financiera eficiente. Hoy en día ese productor sabe bien cuales son sus gastos operativos, su nivel de producción, los gastos que se deben afrontar como inversiones, las ventas, gastos indirectos y su rentabilidad.

¿Sos productor tambero? ¿Querés ordenar tus números? ¡Hacelo ahora! ¡Ingresá a Grupo
Cencerro o contactanos a info@grupocencerro.com!