Avanzan los estudios de caracterización para fortalecer a más regiones vitivinícolas del país

Se trata de los estudios de suelo y clima que se están realizando en las provincias de Jujuy, Catamarca, La Rioja, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires, La Pampa, Neuquén, Rio Negro y Chubut; y que se suman a los que ya se vienen llevando a cabo en Mendoza, San Juan y Salta.

La Corporación Vitivinícola Argentina -COVIAR- confirmó el avance de los estudios de las características físico-ambientales de las regiones vitivinícolas de las provincias de Jujuy y Córdoba a partir de las giras técnicas realizadas por investigadores de INTA, de Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo y de la Universidad Nacional de Chilecito que permitieron la obtención de muestras de suelo de sitios seleccionados así como la delimitación para la ampliación del alcance del estudio en el caso de Córdoba.

Se trata de acción estratégica que se está llevando adelante, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en las provincias de Mendoza, San Juan y Salta, y se está extendiendo al resto de las zonas vitivinícolas del país gracias al aporte del Consejo Federal del Inversiones (CFI) y el apoyo de los gobiernos provinciales, en el marco del Programa Federal de Promoción Vitivinícola CFI-COVIAR.

Estos estudios de caracterización de clima, suelo, geología, ambiente tienen por finalidad generar conocimiento científico de las regiones vitivinícolas, para capitalizar su diferenciación, fortalecer su identidad única, apoyar el mensaje comercial hacia los consumidores y afianzar el posicionamiento de los vinos argentinos en los mercados internacionales.

“Para COVIAR es clave seguir articulando acciones de este tipo para la obtención de más recursos que contribuyan con el crecimiento y promoción del vino argentino”, afirmó José Alberto Zuccardi, presidente de COVIAR. Y agregó: “El aporte de organismos como el CFI y el BID es muy importante para el desarrollo federal de la vitivinicultura y desde COVIAR nuestro objetivo es avanzar en distintas acciones que permitan canalizar recursos allí donde más se necesitan”.

“La cooperación técnica con el BID es un hecho muy relevante, ya que contribuirá a incrementar la competitividad del sector vitivinícola mediante la caracterización de zonas vitícolas”, sostiene Virginia Furlani, coordinadora técnica de la unidad ejecutora de Investigación, Desarrollo e Innovación (IDI) de COVIAR, para quien este acuerdo permitirá fortalecer las capacidades regionales y brindará información estratégica a las bodegas para entender y comunicar mejor sus regiones y vinos.

El estudio de base de caracterización de suelos permite contar con información homogénea sobre una misma base metodológica científica de todas las zonas vitivinícolas de la Argentina: “Esto no solo le va a servir a las bodegas para promocionar sus vinos sino a todas las actividades de base agrícola”, destacó Claudio Galmarini, director de la regional Cuyo del INTA, institución que participa de la investigación que comenzó con fondos del BID y ahora se expande con recursos del CFI.

Con el aporte del CFI, el estudio de caracterización que comenzó en Mendoza, San Juan y Salta se extiende con la misma base científica y metodológica a Jujuy, La Rioja, Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires, Neuquén, Rio Negro, Chubut y La Pampa.

De esta manera, la iniciativa representa una acción que aúna esfuerzos, capacidades y voluntades de los gobiernos provinciales, el sector científico-tecnológico y el sector vitivinícola, a partir de la iniciativa de COVIAR.