compensación por retenciones

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación puso en marcha el Programa de Compensación y Estímulo para los productores de soja de pequeña escala, a través la resolución conjunta con el Ministerio de Economía 1/2020. De esta manera, comienza la implementación del sistema segmentación y redistribución de beneficios que destinará la suma de 11.550 millones de pesos para el sector, atendiendo las demandas de cada zona del país con un sentido de equidad territorial.

“Hemos diseñado un mecanismo que nos permite avanzar en un proceso de redistribución en aquellos sistemas productivos de menor escala, dijo el Ministro Basterra y enfatizó: “Un 40% del total de productores va a recibir una compensación en un modelo de equidad territorial social”.

Además agradeció la “inestimable colaboración del Ministerio de Economía de la Nación, a Martín Guzmán y su equipo, para que este esquema tenga un modelo de aplicación transparente, equitativo y certificado”.

La medida beneficia a todas aquellas personas físicas y jurídicas que hayan declarado una superficie sembrada de hasta 400 hectáreas destinadas al cultivo y que hayan facturado durante 2019 un máximo de 20 millones de pesos. Con dicho fin, se decidió extender hasta el 30 de septiembre de este año como fecha límite de declaración para habilitar mayor volumen de ventas a los productores que van a recibir las compensaciones, en este primer tramo de la instrumentación del esquema.

En concordancia con lo dispuesto, podrán ser beneficiarios de la compensación aquellos productores que hayan registrado ventas en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), según los montos, superficies y fechas establecidas.

Para la implementación del Programa, el Ministerio diseñó un sistema escalonado por cantidad de hectáreas destinado a que las compensaciones cumplan con el objetivo redistributivo y federal propuesto en el espíritu de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. En esta dirección, y en respuesta a la solicitud del sector, la cartera agropecuaria dispuso contemplar dos grandes zonas del mapa argentino en relación con la distancia de los campos con los principales puertos (pampeana y extrapampeana), con cuatro estratos de escala productiva cada una, conforme a los registros del SISA.