Cómo invertir en vacas y poner a resguardo tus dólares

A través de diferentes plataformas virtuales es posible colocar los ahorros en animales o cereales, lo que representa una mejor renta que un plazo fijo. Y no es necesario pertenecer al rubro del agro. El monto de partida y las ganancias.

Vacas

Después del impasse que provoco el covid 19, por el cual una gran cantidad de argentinos no pudo gastar sus ahorros en turismo u otras necesidades, lo puso en inversión buscando la mejor renta anual, las vacas.

La columna de Martín Millán en Agrolink Radio

Los dólares ya no se guardan en el colchón, (después del 2001), en los bancos mucho menos y los que pueden ahorrar en la moneda norteamericana, hoy lo invierten en vacas con una ganancia similar a un plazo fijo, o tal vez mejor, y mayor seguridad en devolución de lo invertido.

¿Cómo invertir en vacas en lugar de dólares, sin pertenecer al rubro agropecuario y solamente con un mínimo de inversión que ronda los 500 a 600 dólares?, hoy es algo más sencillo de lo que parece, ya que se encuentran en el mercado más de una plataforma virtual en inversión de capitales en sector agropecuario que varía según el portafolio elegido para la inversión; vacas, en engorde, cría, invernada y cría o exportación. También cereales como soja, trigo y girasol.

Una de las nuevas plataformas integra la tecnología a las inversiones agro ganaderas y comerciales de alimentos (carne y cereales), mientras que los socios inversores y todas aquellas personas que quieran invertir en economía real, podrán acceder y monitorear su capital cuando lo deseen.

Omar De Luca CFO y accionista de Surmax, brindó los pormenores sobre los proyectos e inversión que se pueden hacer, aun cuando no se es del rubro agro ganadero, el mínimo de inversión para engorde o proyecto agrícola es de 500 dólares y el proyecto es a un año de plazo con un pago semestral de interés, en vacas de cría la inversión inicial es de 600 dólares con proyección a 30 meses y la posibilidad de salir a los 24 con renta semestral.

Una de las opciones que también manejan un atractivo importante es la de exportación (similar a un plazo fijo), con dos variantes: una a tres meses con una renta nominal anual del 65 por ciento y otra variante ofrecida al 75 por ciento (a mayor plazo mayor retorno). Con el engorde de hacienda se paga un 10 por ciento anual y en vacas de cría es de un 14 anual.

“Si hablamos de exportación –comenta De Luca-, se necesita por lo menos 60 mil dólares, en este proyecto lo redondeamos a 50 mil dándole la posibilidad que ingresen un grupo de personas a una misma ronda o directamente uno solo que tenga los 50 mil. El retorno anual de ese proyecto es del 15 por ciento con pago trimestral de interés”.

Mediante la plataforma virtual, aquellos que desean invertir, administran su billetera virtual y destinan sus ahorros y eligen el proyecto del cual quieren participar pudiendo diversificar la cartera de inversión en más de un proyecto, contemplando cobros de capital y renta, sin pagar ningún tipo de comisiones ni gastos por operación.

La consultora inició el trabajo en agro ganadería con la producción de vacas en engorde hace más de 3 años, y luego, después con la cría y la recría. En cuanto a los cultivos de granos y fideicomisos ganaderos y agrícola, también se fueron desarrollando de manera de permitirle a cualquier persona de clase media baja con un aporte de 500 dólares puedan ingresar a un negocio agro ganadero más tangible como las vacas o los cereales.

Omar De Luca, también detallo que fueron sistematizando la operatoria de inversiones para que cualquiera de los que participa pueda administrar su propia billetera virtual y que cada uno pueda ver su resumen de inversiones. Esto generó que en poco tiempo lograran una muy buena consolidación de plataforma virtual en el mercado de inversiones, lo que también le permitió ofrecer a los interesados el desarrollo de un negocio con un mínimo capital en diferentes proyectos. Cabe destacar que más del 80 por ciento de los inversionistas no tienen nada que ver con el sector agropecuario.

“1200 inversores (de 700 iniciales en cuatro meses), pueden visitar el campo donde se engordan sus vacas o donde están cultivados sus cereales y eso hace una diferencia del resto, además de darle seguridad de donde está poniendo su dinero y conocernos personalmente”. Concluyo De Luca.

Plaza tranquila en el MAG, con solo dos jornadas comerciales en la semana

En la semana los operadores del abasto y la industria trabajaron con selectividad dentro del comportamiento de compra y venta al cierre de la primera quincena de junio, la misma se tradujo en una semana de poca hacienda en los corrales del MAG (respecto de la semana anterior), un feriado que elimina un día clave en las ventas como el de los viernes,  una plaza tranquila y caída en los valores de las vacas y el novillo.

El lunes comenzó la semana sin ventas por falta de ingreso de ganado vacuno, lo que generó expectativas respecto del ingreso de hacienda el día martes (10.913 cabezas), pero que no alcanzó a nivel semanal para completar los requerimientos de los compradores, que buscaban el consumo liviano en el periodo comercial.  La demanda trabajo con selectividad, donde las hembras de inferior calidad (vaca de conserva), cayó hasta $10.-  en la mayoría de sus clasificaciones.

Si bien lo esperado para la segunda y última rueda comercial de la semana era el de un ingreso importante que supere las 10.000 cabezas, se vieron en los corrales del mercado agro ganadero de Cañuelas solo 8.387 vacunos y una postura selectiva por parte de los operadores y mucho trabajo de ventas, no fue fácil ubicar la hacienda en todas sus categorías.

La vaca mejor continúo vendiéndose con quebrantos e igualo a los precios con que se vende a la vaca inferior. No abundó el consumo liviano y lo visto no conformó en su terminación, calidad y engorde.

De esta manera el MAG, encerró poco más de 19.300 cabezas, vendidas y a la espera de la reanudación de las mismas el próximo martes 21 de junio.