El IPCVA, INTA y el INTI estudiarán el impacto ambiental de la carne argentina

Se analizará el ciclo de vida de la carne sin hueso, refrigerada y envasada al vacío de 28 frigoríficos y 84 establecimientos de producción.

carne

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) firmaron un convenio para llevar adelante el proyecto «Determinación de impactos ambientales de la carne bovina conforme al sistema de Declaración Ambiental de Producto«.

La propuesta técnica contempla la modelización y análisis tanto del sistema productivo primario, como del industrial y de consumo, incluyendo también a la logística y el transporte, y buscando entender el análisis de ciclo de vida desde la «cuna hasta la tumba».

Lee también: «La ganadería es parte de la solución»: IPCVA lanzó un informe sobre la sustentabilidad de la carne argentina

En esa línea, Juan José Grigera Neón, Rubén Geneyro, presidentes del IPCVA y del INTI, respectivamente, junto a Nacira Muñoz, vicepresidenta del INTA; firmaron un convenio y trabajarán en la determinación del impacto ambiental de la carne bovina sin hueso, refrigerada y envasada al vacío, en el marco del Análisis de Ciclo de Vida (ACV).

Nacira Muñoz, vicepresidenta del INTA, Juan José Grigera Neón, Rubén Geneyro, presidentes del IPCVA y del INTI.

El proyecto

En la iniciativa participarán 28 establecimientos industriales y 84 de producción primaria representativos de todas las regiones productivas de la argentina.

La propuesta técnica a desarrollar contempla la modernización y análisis tanto del sistema productivo primario, como del industrial y de consumo. Incluyendo también la logística y el transporte, comprendiendo el ACV, el ciclo de vida desde la cuna hasta la tumba, para la carne bovina.

Lee también: Santa Fe: un grupo de productores se movilizó en contra del cierre de exportaciones y no descartan tomar otras medidas

La vicepresidenta del INTA, Nacira Muñoz, destacó el aporte técnico y científico del organismo para desarrollar e implementar mejoras en toda la cadena. «Es sumamente importante conocer el estado actual de situación en términos de trazabilidad y del impacto ambiental».

El estudio tendrá una duración de 18 meses y buscará analizar la huella ambiental de la cadena, para lo cual evaluará indicadores para respaldar la sustentabilidad del producto frente a las exigencias del mercado internacional. La solidez científica de la propuesta de investigación y las instituciones que en ella participan, le otorgan importancia estratégica para Argentina.